Dengue: intensifican monitoreo de larvas y controlan a pasajeros en la terminal

Estrategia. Hasta el momento se confirmaron dos casos positivos en el país. En la provincia aumentan las acciones de bloqueo y vigilancia de las personas que arriban de las zonas de contagio
Luego de que se confirmara la existencia de dos casos positivos de dengue en el país, autoridades sanitarias santiagueñas iniciaron nuevas acciones de monitoreo y bloqueo para impedir el ingreso del virus a la provincia. Tras meses de intenso trabajo de prevención, por estos días los equipos de salud se encuentran abocados al análisis de las larvas del mosquito Aedes aegypti en varias localidades del interior, mientras que en la capital, la vigilancia epidemiológica se concentra en la terminal de ómnibus donde se controlan los síntomas febriles de los pasajeros que arriban de las zonas de contagio como Misiones y Santa Fe.

Según confirmó a EL LIBERAL el ministro de Salud de la provincia, Luis César Martínez, el próximo lunes se darán a conocer los nuevos lineamientos de acción que se llevarán a cabo dentro del contexto de prebrote que atraviesa la Argentina.

Se trata de la bajada local de acciones impuestas por Nación para el seguimiento y control del insecto transmisor de la enfermedad y el bloqueo de los pacientes que presenten cuadros similares al dengue.

Importantes fuentes sanitarias de la provincia confirmaron a este diario que desde hace varios días los equipos de trabajo ministerial se encuentran viajando a las denominadas zonas rojas de contagio del interior para tomar muestras de las larvas de los mosquitos. El proceso de análisis permitirá conocer la actividad del Aedes y el crecimiento de su población para iniciar nuevas acciones que impidan su multiplicación. El monitoreo se efectúa en Monte Quemado, Pampa de los Guanacos, Sachayoj, Suncho Corral, entre otras localidades.

En tal sentido, desde el hospital zonal de Pampa de los Guanacos, en el departamento Copo, informaron que hasta el momento no se han registrado casos sospechosos, pero que en la zona limítrofe con Chaco se está efectuando una intensa actividad de fumigación que mantiene a la población tranquila.

Quizás la tarea más importante recae actualmente en los agentes sanitarios apostados en la terminal de ómnibus de la capital, quienes se encuentran en alerta para detectar pasajeros con síntomas febriles similares al dengue.

"Si una persona que regresa de una de las zonas de contagio presenta fiebre dentro del micro debe informar al conductor para que, ni bien arribe a la plataforma de llegada, se lo espere para su atención", indicaron y luego agregaron que "así como pasó en el invierno con la gripe A, ahora se cuidará que no ingrese el virus de dengue".

Otro de los puntos del nuevo esquema de acción que dará a conocer el ministro Martínez el próximo lunes tiene que ver con la detección y el diagnóstico precoz de los casos positivos.

Según se supo, el protocolo en caso de confirmarse la infección de un santiagueño advierte que en primera instancia, se debe determinar si el paciente ha regresado de alguna zona de contagio o se ha permanecido dentro de la provincia. De esta manera se corrobora si se trata de un enfermo importado o autóctono.

"Si la persona no ha viajado, la situación es grave- señalaron fuentes médicas oficiales- porque quiere decir que el virus está circulando en la provincia e inmediatamente deben iniciarse las acciones de bloqueo para evitar su propagación".

Cabe recordar que se considera caso sospechoso a toda persona que presente un cuadro febril alto persistente y fuertes dolores articulares y musculares que le impiden levantarse de la cama.

La alarma se inició el pasado miércoles, cuando las autoridades sanitarias de la provincia de Misiones notificaron un caso de dengue en la localidad de Puerto Iguazú.

Comentá la nota