Dengue: se fumigará en todo el Gran Córdoba

Hoy, en la Capital, les toca el turno de descacharrado a las gomerías.
En 15 días se prevé completar el operativo destinado a fumigar la totalidad de los más de 400 barrios de la Capital provincial, acción que incluirá también las localidades del Gran Córdoba, según precisó a este diario el ministro de Salud de la Provincia, Oscar González.

La medida –que fue dispuesta el viernes pasado por el Ministerio de Salud de Córdoba– apunta a disminuir la cantidad de mosquitos "volantes", capaces de transmitir el dengue, para prevenir la propagación de la enfermedad en la provincia.

Hoy continuará, entretanto, la fumigación de los 70 barrios del noroeste de la ciudad de Córdoba, que comenzó ayer en la zona de influencia del CPC de Argüello, en una acción coordinada entre la cartera sanitaria provincial y el municipio capitalino.

En el operativo trabajan nueve equipos (tres de Salud y seis contratados por la Provincia) que recorren cuadra por cuadra cada barrio de la Capital, dividida a ese efecto en cuatro cuadrantes. Así, hasta mañana miércoles proseguirán las tareas en el cuadrante noroeste de la ciudad, en tanto que en los días subsiguientes se continuará por el cuadrante sudoeste y luego por el sudeste, para concluir en el sector noreste.

"Pero en forma paralela se seguirá con la fumigación en algunos otros barrios donde haya casos sospechosos de dengue, ante los cuales desarrollamos las mismas acciones sanitarias que si estuvieran confirmados", dijo González. Informó que, en principio, se prevén tres días de trabajo en cada cuadrante de la ciudad, y dos días extras, para concluir con toda la Capital y las localidades del Gran Córdoba.

"El Gran Córdoba va a ser tratado igual que la ciudad de Córdoba", dijo González, quien explicó que la Provincia decidió fumigar la Capital, a raíz de que allí se concentra la gran mayoría de los casos confirmados de dengue (todos importados), y también la mayor cantidad de los posibles casos autóctonos de la enfermedad.

Con respecto al resto de los municipios del interior, el titular de Salud anticipó que el jueves habrá una reunión a la que se convocó a todos los intendentes y jefes comunales. "Allí vamos a evaluar qué se ha hecho hasta ahora en cada lugar, y qué necesitan", precisó.

Además, desde ayer quedaron habilitados dos consultorios en el Hospital Rawson para atender, en forma exclusiva, a personas con síndrome febril agudo. Trabajarán de 8 a 20 con profesionales entrenados.

González informó, además, que la fumigación no dejará sin efecto las acciones de descacharrado casa por casa que se iniciaron días atrás. Y precisó que hoy se firmará un acuerdo con la Universidad Nacional de Córdoba, para sumar 500 estudiantes a los 500 brigadistas de Salud.

El intendente de Córdoba, Daniel Giacomino, dispuso ayer declarar por decreto la emergencia sanitaria en la capital provincial, que regirá por los próximos 60 días. El decreto lleva el número 11/83 y fue girado ayer al Concejo Deliberante para su conocimiento.

Tal como anticipó La Voz del Interior en su edición del viernes pasado, la medida implica que, desde ahora, todas las áreas del municipio tienen como prioridad adecuarse al Programa de Lucha contra el Dengue.

Así lo puntualizó el secretario de Coordinación de la Municipalidad, Álvaro Ruiz Moreno, quien explicó que la emergencia implica la "afectación de personal y de recursos materiales y económicos para la ejecución de acciones contra el dengue, con la finalidad de facilitar y agilizar todas las actividades de prevención, protección y atención de la salud".

"Ante la posibilidad cierta de una epidemia, preferimos sobreactuar ahora y no tener que lamentarnos después", sostuvo el funcionario municipal.

No más gomas en la calle. En ese contexto, desde hoy la Dirección de Calidad Alimentaria comenzará a controlar todas las gomerías de la Capital, para verificar que no haya neumáticos al aire libre o en condiciones de convertirse en criaderos de mosquitos Aedes aegypti, según anticipó el subsecretario de Salud municipal, Medardo Ávila Vázquez.

El operativo comenzará, según informó, por la zona de Argüello. Se apunta a los neumáticos porque, por sus características, son el criadero "ideal" de las larvas de mosquitos.

"Les vamos a dar 48 horas para que todas las gomerías se pongan en condiciones, y si no se van a cerrar", afirmó el funcionario, a la vez que puntualizó que las gomas viejas serán recogidas por Crese y que las "bañaderas" serán tratadas con biolarvicidas.

Comentá la nota