El dengue avanza: llegó a Tucumán y Corrientes

Esto es porque el mosquito pica a gente que llega enferma y propaga la epidemia.
La epidemia del dengue se expande estrepitosamente. Ayer, ya se confirmaron infectados con el virus en la misma zona en que residen –es decir, casos autóctonos– en las provincias de Tucumán y Corrientes. También hay casos sospechosos de dengue en Santiago del Estero y en La Rioja. Significa que ya está comprobada la presencia de mosquitos Aedes aegypti con el virus del dengue en al menos seis provincias argentinas. Los casos confirmados se sumaron ayer al conteo nacional, que ya registra más de 11.000 infectados, según datos del Ministerio de Salud de la Nación y las autoridades provinciales. De todas maneras, médicos locales denuncian que, en Chaco, las cifras serían mayores que las admitidas: hablan de más de 10.000 infectados.

El inicio de la epidemia fue en Bolivia, donde ya se contabilizan más de 50.000 infectados. Se dispersó hacia Paraguay y a la Argentina, donde primero empezaron a desarrollarse los casos "importados": son personas que habían estado en zonas afectadas de Bolivia y contrajeron el virus. En las primeras semanas de febrero, aparecieron los casos autóctonos en Salta y Jujuy, provincias limítrofes con Bolivia. "Después ocurrió lo singular de esta epidemia: los casos autóctonos se desarrollaron en provincias que antes no los habían registrado, como Catamarca, Chaco y Tucumán", señaló a Clarín Juan Carlos Bossio, director de epidemiología del Ministerio de Salud de la Nación. ¿Por qué se expandió tan rápido? "Se esperaban casos de dengue, porque se había registrado circulación del virus en los veranos pasados. Pero es probable que en algunos lugares, como la provincia de Chaco, los diagnósticos se hicieron tardíamente y eso contribuyó a la proliferación de los mosquitos con el virus", reconoció el funcionario.

Tomás Orduna, infectólogo del Hospital Muñiz, apuntó: "Cuando se desencadenó en Bolivia, era previsible que afectara a la Argentina, pero el sistema de salud falló al no reaccionar a tiempo. Apenas se detectan los casos importados, hay que hacer fumigaciones en la zona alrededor de las casas de los afectados y promover más la eliminación de recipientes con agua para evitar criaderos de mosquitos. Las campañas no fueron intensivas ni locales". El especialista, que forma parte de la comisión directiva de la Sociedad Latinoamericana de Medicina del Viajero, agregó: "Creo que hay que aprender la lección: el dengue existe ahora en la Argentina".El Ministro de Salud de Tucumán, Pablo Yedlin, también reconoció que la población tendrá que adaptarse a convivir con la infección: "El dengue llegó para quedarse. El año que viene reaparecerá. Veníamos trabajando desde hace dos años, pero es difícil conseguir que la gente cambie hábitos cuando no percibe al dengue como un riesgo para su salud. Necesitamos que cada vecino revise su casa después de las lluvias para detectar aguas estancadas y evitar la presencia de mosquitos". Ayer, Yedlin informó a Clarín que ya se registran 192 casos de dengue en su provincia, de los cuales 5 son autóctonos. El foco en Tucumán está en Aguilares, pero ya llegó a la capital provincial.

En la provincia de Corrientes, el director de Programas y Recursos Humanos de Salud Pública, Jorge Cialzeta, informó ayer de la existencia de 18 casos autóctonos y 12 importados, de personas que contrajeron la enfermedad en Chaco y en el sur de Brasil. En cuanto a los autóctonos, en todos los casos se trata de pacientes que viven en el barrio Progreso, de la capital. En otras provincias, se siguen sumando casos importados. La ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires ya registran 158 casos importados. En Mendoza, hay 11. También estarían afectados por dengue importado pacientes en Formosa, Entre Ríos y hasta se investiga un caso en Santa Cruz.

Comentá la nota