Dengue. Anuncian el viernes un plan nacional contra la enfermedad.

Los ministros de Salud de todas las provincias se reunirán el viernes, en el marco del Consejo Federal de Salud (COFESA), para aprobar el Plan Nacional de Prevención y Control del Dengue y la Fiebre Amarilla, iniciativa formulada por los equipos técnicos del ministerio a cargo de Juan Manzur.
El gobierno nacional anunciará el viernes un plan de prevención del dengue y la fiebre amarilla, de cara a la temporada estival que se avecina. El Plan recogió aportes de las distintas jurisdicciones, de entidades científicas y de la sociedad civil.

Así lo indicó el ministro de Salud de la Nación, Juan Manzur, quien señaló que "para la confección de este plan y en el contexto de un amplio debate, hemos compilado las sugerencias y recomendaciones de los expertos y decisores sanitarios de cada provincia, y esperamos darle los toques finales en la reunión del COFESA antes de ponerlo a consideración de la señora Presidenta de la Nación".

Entre las instituciones que ya efectuaron aportes concretos figuran la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS); la Academia Nacional de Medicina; el Consejo Nacional de Investigación, Ciencia y Tecnología (CONICET); las Sociedades Argentinas de Infectología; de Terapia Intensiva; de Pediatría; de Medicina; de Microbiología; y la Sociedad Latinoamericana de Medicina del Viajero, y todos los institutos especializados dependientes del ministerio de Salud de la Nación.

También fueron consultados los expertos del Hospital Muñiz Jorge San Juan (Jefe de Terapia Intensiva), Alfredo Seijo (Jefe de Zoonosis) y Tomas Orduna (Jefe de Patologías Regionales y Medicina Tropical), así como también el infectólogo Daniel Stamboulian, director de la Fundación Centro de Estudios Infectológicos (FUNCEI).

Entre los aspectos centrales del plan se incluyen acciones que deben realizarse tanto para la prevención como para el control de la problemática.

Sus líneas estratégicas contemplan la vigilancia epidemiológica, con el objeto de detectar y notificar en forma oportuna los casos de dengue y dengue grave, para identificar rápidamente la reaparición de la enfermedad y orientar las acciones de control.

Además, la atención al paciente, para garantizar la detección precoz y la implementación del tratamiento adecuado de todos los casos de dengue, tanto a nivel público como privado y de la seguridad social en todos los servicios de salud, para reducir la ocurrencia de casos graves, las hospitalizaciones y evitar muertes.

También se prevén acciones de control entomológico integrado para detectar y controlar la presencia del vector aedes aegypti y así disminuir el riesgo entomológico.

En el aspecto ambiental, la iniciativa promoverá el ordenamiento ambiental del territorio con el fin de disminuir el riesgo de transmisión, al tiempo que se habilitarán laboratorios virológicos con el propósito de detectar oportunamente la circulación viral y determinar los serotipos/genotipos circulantes. De esa manera se podrán orientar las acciones de prevención y control.

Por último, se desarrollará un plan de comunicación social y participación comunitaria para mejorar los conocimientos, actitudes y prácticas de la población y las instituciones con relación a la prevención y el control del dengue.

Comentá la nota