El dengue amplió el vocabulario de los chaqueños

La enfermedad trajo acciones y significados desconocidos o inutilizados, los que hoy se incorporaron como diarios. ¿Qué quiere decir cada una de las palabras?
La aparición del dengue en el Chaco como epidemia modificó, o así debería haberlo hecho, varios hábitos de vida en la sociedad, pero además se incluyó en el vocabulario diferentes palabras en donde algunas son desconocidas hasta el momento, y otras poco usadas. También hay algunas que son repetidas constantemente pero de las cuales se desconocen sus significados. Lo importante de ahora en más es que se incorporen como propias y se las pongan en práctica.

Para siempre

Entre las palabras y significados que deben ser incorporadas en el vocabulario chaqueño están: descacharrado, que según el diccionario de la Real Academia Española significa «romper un cacharro», pero a los efectos prácticos de la campaña antidengue tiene que ver con eliminar los cacharros que puedan contener agua y funcionar como criaderos del mosquito.

Además los especialistas repiten hasta el hartazgo la palabra prevención, que según el significado teórico es la «preparación y disposición que se hace anticipadamente para evitar un riesgo o ejecutar algo». En el contexto de la epidemia del dengue está estrictamente relacionada con el descacharrado, ya que es la mejor y única manera de prevenir la enfermedad.

Además, se habló mucho sobre la emergencia sanitaria, que si bien cada vez que se declara tiene sus características especiales, en esta oportunidad incluyó la autorización para que se destine fondos del presupuesto provincial para detener y controlar la enfermedad. Además, reglamenta que la realización de un plan de concienciación y distribución de medicamentos y repelentes en todos los servicios sanitarios, y el control de sus precios en los comercios. También exige a los medios de comunicación espacios de difusión de manera solidaria.

nuevos

Desde que los casos de personas infectadas empezaron a multiplicarse, se habla de si es o no epidemia, que según la RAE es cuando una «enfermedad se propaga durante algún tiempo por un país, acometiendo simultáneamente a gran número de personas». Aunque, según las autoridades sanitarias de la provincia dicen que lo que hay es un brote epidemiológico, que es cuando la enfermedad comienza a manifestarse.

Entre los términos médicos que se repitieron desde que el dengue es el protagonista, se escucharon casos febriles (cuadro de un paciente con fiebre); Paracetamol, medicamento recomendado en casos de síntomas (es un fármaco con propiedades analgésicas, sin propiedades antiinflamatorias clínicamente significativas). Y confirmación por nexo, que es cuando hay pacientes que presentaron sintomatología de dengue y estuvieron vinculados o relacionados con pacientes a quienes se les confirmó por laboratorio la enfermedad.

También se habla del repelente, que es una «sustancia empleada para alejar a ciertos animales», de la fumigación que es la acción de «desinfectar por medio de humo, gas o vapores adecuados y de combatir por estos medios, o valiéndose de polvos en suspensión, las plagas de insectos y otros organismos nocivos».

Comentá la nota