El dengue amenaza a la provincia desde la frontera con Chepes.

Tanques de 200 litros de agua limpia en cada una de las casas de la localidad riojana de Chepes y la presencia del mosquito Aedes aegypti son la mayor amenaza de dengue que tiene San Juan.
Así lo indicó el titular del Programa Control de Vec­tores, Rubén Carrizo Páez, quien detalló que para evitar este problema ya se instruyó a 60 operarios del programa que viajaron a La Rioja y que participaron de los controles en los hogares del lugar.

"Si bien es cierto que el peligro está latente a unos 150 kilómetros, en la provincia aún no se encontró el mosquito transmisor de la enfermedad. Es necesario destacar que no es probable que ingrese, porque para ello hay todo un sistema de prevención", dijo el especialista. Al mismo tiempo agregó que hay unas 168 estaciones ubicadas en puntos estratégicos con unas 250 ovitrampas.

Carrizo Páez especificó que el miércoles llegará una delegación del área de Salud de La Rioja para reunirse con las autoridades locales en el ministerio. "Es a los fines de empezar a trabajar con los controles fronterizos y para elaborar estrategias conjuntas en las zonas problemáticas", dijo el médico.

Consultado sobre la posibilidad de que en el verano la provincia padezca el dengue, Carrizo Páez fue categórico dijo: "Es muy poco probable que tengamos casos autóctonos, porque no tenemos el Aedes aegypti. Ade­más, si el mosquito ingresara debería estar infectado y debería vivir en una población ex­tensa".

Para finalizar, recalcó la im­portancia que tiene que las personas eviten tener recipientes con agua limpia estancada en los hogares.

Comentá la nota