Dengue. Advierten que el frío no frena al mosquito transmisor

Dengue. Advierten que el frío no frena al mosquito transmisor
Técnicos estatales del área de Ambiente siguen encontrando larvas en distintas zonas de la Capital. Temen que, con la llegada de la primavera, el brote de la enfermedad sea muy fuerte. Reclaman participación de los vecinos para que no generen nuevos ‘criaderos’

La Secretaría de Ambiente avanza con los trabajos de control y prevención de plagas urbanas en el barrio Virgen de los Cerros II, pero sobre todo las tareas están orientadas al control de mosquito aedes aegypti. También se tomaron muestras de agua, en las que se detectó la presencia de larvas.

El secretario Nito Brizuela enfatizó que no se deben abandonar los trabajos de prevención del dengue, puesto que la llegada del frío no garantiza la erradicación de la enfermedad.

"En el caso del barrio Virgen de los Cerros II, hay muchas pérdidas de agua por las conexiones que se realizaron. En este sentido, se deben eliminar todos los posibles reservorios de agua para evitar la proliferación del mosquito", declaró Brizuela.

"Resultó preocupante que al realizar una toma de muestra de agua, se encontró un número importante de larvas, de manera que la muestra será analizada y de ahora en más se tiene pensado aplicar larvicida periódicamente en los reservorios que tienen los vecinos en la zona", se informó.

En este barrio se está trabajando con una brigada integrada por personal femenino que está volcado a las tareas de educación con la modalidad de visita casa por casa y el personal masculino de la Secretaría se encarga del desmalezamiento. También se espera que Vialidad de la Provincia realice una demarcación de las calles.

"Además del desmalezamiento, se están haciendo trabajos de desinsectación preparándonos para el verano, no sólo por el mosquito sino también por la aparición de escorpiones que es algo muy común en la zona", señaló el secretario.

La cuadrilla de Ambiente está integrada por veinte personas que trabajan en el lugar y que luego avanzarán al barrio Antártida I, que es considerada una de las zonas de riesgo.

Brizuela recalcó que en estos meses se debe trabajar sin descanso, ya que estos fríos significan una ventaja para eliminar los posibles criaderos. De esta manera se llegaría a los primeros calores con una fuerte disminución de presencia de mosquitos.

"Lo más importante es que la gente se involucre, porque podemos hacer limpieza, pero hay que mantenerla. Tenemos que tener un mejor manejo de los residuos pero siempre con la conciencia de eliminar las acumulaciones de agua, así podremos enfrentar el próximo rebrote en el verano que viene", subrayó Brizuela.

Por su parte, el representante del Centro Vecinal, Antonio Rodríguez, se mostró agradecido por la presencia de la cuadrilla de Ambiente y destacó que estas acciones colaboran a que este barrio deje de estar en condición de marginado.

"Siempre hemos cosas, pero ahora se trabaja en conjunto por el barrio, se están gestionando las maquinas de vialidad para continuar mejorando el nivel de vida de los vecinos de la zona", concluyó Rodríguez.

Comentá la nota