Demoras en un tema clave Idas y vueltas en el debate por la inseguridad en el Concejo

Desde mitad de este año, se presentaron ocho proyectos para mejorar la prevención del delito. Pero sólo se aprobaron dos, y se aplican a medias. Suenan críticas desde la oposición.

A principios de julio de este año, Pilar estaba en la palestra de los medios nacionales a raíz de una seguidilla de delitos violentos que sacudieron al distrito. Al calor de esos hechos, el Concejo Deliberante diseñó y presentó una batería de proyectos que, con métodos diversos, apuntaban a un objetivo: colaborar con la prevención del accionar delictivo.

Desde entonces se presentaron ocho proyectos de ordenanza. Pero hasta ahora, sólo dos llegaron al recinto para su tratamiento. Y aunque ambos fueron aprobados, sólo se aplican a medias.

El resto de los proyectos sigue en la comisión de Seguridad. Dos de ellos todavía generan un debate que podría acercarlos al recinto. Los cuatro restantes duermen el sueño de los justos.

La primera parte de la batería de proyectos se presentó a principios de julio, luego que el mes anterior una seguidilla de homicidios en ocasión de robo -aún impunes- sacudiera al distrito.

En el freezer

Esa batería de iniciativas estuvo compuesta por seis proyectos de ordenanza, tres de los cuales apuntaban a reducir el consumo de alcohol, principalmente entre los menores:

• Uno de los proyectos establecía la prohibición del consumo de alcohol en la vía pública durante las 24 horas y apuntaba tanto a mayores como a menores. La única excepción serían los locales gastronómicos con sectores en la vereda. La medida, que preveía multas de tres a treinta sueldos municipales y prohibía los concursos que tuvieran al alcohol como eje, nunca se trató en el recinto de sesiones.

• Otra propuesta establecía sanciones para los padres de menores que sean encontrados en estado de ebriedad, provoquen desorden en la vía pública o estén en lugares y horarios no permitidos. La medida es similar a la que rige en Saladillo y se esperaba que la jueza de faltas de esa ciudad bonaerense llegue a Pilar para contar su experiencia. Pero eso nunca pasó y la iniciativa se diluyó en el tiempo.

• Una tercera iniciativa obligaría a los boliches nocturnos a contratar su personal de control en agencias de seguridad legalmente registradas. El proyecto fue desechado luego a raíz de la oposición de los empresarios.

• La batería de medidas estaba integrada por una encuesta, que sería repartida con las facturas de tasas municipales y que indagaría si el entrevistado o su familia sufrieron algún hecho de inseguridad en los últimos seis meses. Así, se buscaba elaborar un mapa del delito más ajustado a la realidad que el que maneja la policía. Pero nunca fue al recinto.

• También se apuntaba a la organización vecinal. Desde el Concejo y organismos del Ejecutivo se propiciará el armado de planes de alerta vecinales, como los que ya funcionan en algunos barrios. Esa ordenanza fue aprobada, aunque nunca se promovió desde el gobierno su aplicación.

• La otra iniciativa que llegó al recinto y se aprobó por unanimidad fue la que obliga a los dueños de los locales nocturnos a dejar de vender alcohol una hora antes del cierre, es decir, a las 5.30 de la madrugada. Esa norma recién comenzó a aplicarse hace unos 15 días, junto a la tolerancia 0.

Para recaudar

Otros dos proyectos se presentaron bastante después y, sin bien generaron cierto nivel de debate, hasta el momento siguen lejos de obtener un dictamen en la comisión de Seguridad que los lleve al recinto donde la mayoría decidirá si se convierten o no en ordenanzas.

Los dos apuntan a financiar y generar planes contra el delito. La diferencia es que uno lo hace desde la propia estructura municipal mientras el otro crea un ente autárquico en el que involucra a entidades de la sociedad civil.

El primero es el que plantea el cobro de una tasa de Seguridad a partir del año que viene y le otorga el rango de Secretaría a la actual subsecretaría de Prevención Ciudadana.

El segundo, organiza el funcionamiento del Organismo de Seguridad e Integración Ciudadana, que busca unir a diferentes entidades -entre ellas cámaras empresarias y de countries- para que administren un fondo que ellos mismos deberán recaudar a través de donaciones.

Ambas iniciativas están en discusión y su tratamiento en la comisión viene sufriendo postergaciones. De todos modos su autor, el oficialista Carlos Olivera, cree que antes de fin de año podrían tratarse en recinto. Algo que se vuelve más improbable cada día que pasa.

Críticas de la oposición

Diego Ranieli: "hay indecisión del Ejecutivo"

Para el opositor Diego Ranieli (Unión Pro), es la "indecisión del Ejecutivo" la que conspira contra la resolución del debate de los proyectos de seguridad en el Concejo Deliberante.

"Lamentablemente, los tiempos del Concejo están marcados por el Ejecutivo, que no tiene muy claro lo que tiene que hacer", disparó Ranieli a través del programa SOS Noticias, de FM Plaza (92.1 mhz).

El concejal comparó ese tema con los proyectos de estacionamiento, cuyo tratamiento está a punto de cumplir un año sin que hasta el momento se haya aplicado.

"El gobierno tiene una idea, la tira en los medios para ver cómo reacciona la gente y después da marcha atrás. Pero si considera que lo que propone es lo mejor, lo tiene que hacer más allá de las críticas", apuntó el edil.

Comentá la nota