Demoras en la facturación de la electricidad y el gas

A 10 días de que se anunciara la suspensión transitoria del tarifazo, las empresas eléctricas y gasíferas continúan sin poder reiniciar la facturación a los medianos y altos consumos residenciales.
La traba -que perjudica no sólo a las empresas, sino también al Estado que deja de percibir los impuestos de ambos servicios- se encuentra en los nuevos datos tarifarios que las distribuidoras tienen que suministrar a sus clientes.

Al aprobar las resoluciones que bloquearon el cobro de los aumentos, los funcionarios incorporaron a las facturas una serie de elementos que apuntan a hacer bien explícitos los subsidios que tuvo que reponer el Gobierno.

Una incorporación que no presenta dificultades para las distribuidoras es la nueva leyenda con letras de gran tamaño y de color rojo que cruzará las boletas indicando quienes son los clientes que tienen el "consumo subsidiado".

Los mayores problemas se registran con las comparaciones tarifarias que las empresas deben realizar para cada usuario que reciba subsidios. En el caso eléctrico; Edenor, Edesur y Edelap tienen que informar cuánto se factura el consumo exacto de cada cliente en Santa Fe, Córdoba, San Pablo, Montevideo y Santiago de Chile.

Desde las distribuidoras advirtieron que esta exigencia oficial implica un engorrosa y compleja adaptación de los sistemas de facturación que demandaría entre 7 y 10 días más de demora. En lugar de comparar los consumos específicos de cada usuario, las empresas propusieron consignar las escalas tarifarias globales que se aplican en las otras ciudades. Este criterio fue rechazado por Roberto Baratta, el virtual viceministro de De Vido, quien fue el autor intelectual de los polémicos aumentos.

En las facturas de gas, las empresas tienen que brindar dos informaciones comparativas. Por un lado, detallar a cada usuario cuánto deberían pagar por sus consumos si vivieran en Montevideo, Santiago de Chile, Río de Janeiro y San Pablo. Y por otro lado, indicar qué suma tendría que haber pagado cada cliente si consumía el gas en garrafas.

En este caso, la situación de las gasíferas es muy dispar. Mientras que Gas BAN y Camuzzi indicaron que podrían retomar la facturación entre lunes y martes, otras distribuidoras indicaron que les llevará más tiempo amoldarse a las exigencias oficiales.

Comentá la nota