Demoras y escasa información tras la suspensión del tarifazo

Los entes reguladores dicen que hoy emitirán las resoluciones; aconsejan no pagar los aumentos
El sorpresivo anuncio de postergación de los aumentos de tarifas de electricidad y de gas no se había plasmado anoche en medidas concretas. Ni en las empresas ni en el Gobierno había precisiones al respecto, a pesar de que desde los entes reguladores se les prometió a los ejecutivos que las resoluciones con los nuevos cuadros tarifarios estarían listas hoy.

"No sabemos nada", fue la respuesta que dieron a LA NACION tanto en el Ente Nacional Regulador del Gas (Enargas) como en el Ente Nacional Regulador de Electricidad (ENRE). Así, en las empresas decidieron empezar, desde hoy, a dar explicaciones. "Les estamos diciendo que paguen la parte correspondiente al cuadro tarifario anterior en nuestras oficinas", dijeron en Edesur. Anoche, en una reunión en el Enargas con técnicos de las empresas, se aconsejó a los ejecutivos "refacturar y devolver" los montos del aumento, que será reactivado en octubre próximo.

La incertidumbre generalizada, percibida en una recorrida de LA NACION por varias distribuidoras, fue un signo del apuro con que el Gobierno, presionado por las quejas, había tomado, anteayer, la decisión de revocar una medida cuyos alcances no había previsto. Una iniciativa que le costará al Estado, en subsidios, unos $ 500 millones en dos meses.

Pagar, no pagar, cuánto, cuándo y cómo eran las preguntas que, ayer por la tarde, una treintena de clientes de Edesur se hacían unos a otros, mientras esperaban en fila desde el mostrador de informaciones hasta la vereda de la oficina comercial de la distribuidora, en Tte. Gral. Perón 855. "Vine hasta acá porque ayer fue imposible comunicarse por teléfono. Quiero saber si tengo que pagar la factura o no. Suponía que iba a tener que hacer cola, pero no con tantas personas por delante", dijo Santiago Acosta, cliente de la empresa del grupo Endesa. Se fue con las mismas preguntas con las que había llegado.

Al igual que su competidora Edenor, la compañía dejó de enviar, por orden del Gobierno, las facturas con consumos superiores a los 1000 Kw. A los clientes que ya pagaron se les acreditará el saldo a favor en la próxima factura.

Teléfonos activos

No fue lo mismo en Azopardo 1025, oficina de Edenor, donde la fila no superaba las cuatro personas. Un empleado se incomodó ante las preguntas de LA NACION. "No te puedo dar información. Lo único que te puedo decir es que no atendimos a más de veinte personas." Entonces, otro empleado se acercó a la cronista. "Acá no se pueden sacar fotos ni filmar -dijo-. Te pido por favor que hables con el encargado de la comunicación de la empresa."

En realidad, los teléfonos habían explotado en la tarde del miércoles. Las consultas comerciales subieron un 50% respecto de días anteriores, aunque ayer bajaron levemente, sostuvieron en la empresa. Un vocero indicó que, al igual que Edesur, la empresa retenía las facturas alcanzadas por los aumentos. "Esas se van a volver a hacer y van a ser enviadas con una nueva fecha de vencimiento, para que los clientes tengan el mismo plazo de 14 días para pagarlas, a partir de la fecha de recepción. A los clientes que ya pagaron se les informa que si hay un saldo a favor se les acreditará automáticamente en la próxima facturación. Los que recibieron la factura con vencimiento en estos días y todavía no pagaron pueden pedir una refacturación con el cuadro tarifario anterior en la oficina comercial."

Inquietudes parecidas a las que percibió Gas Natural Ban. "Tuvimos un alud de llamadas y consultas en los centros de atención al público, pero no hubo colas -dijeron-. La mayoría de las consultas se contestó telefónicamente. Lo que les decimos a los clientes es que estamos a la espera de las instrucciones de la autoridad regulatoria; antes de eso no se pueden tomar cursos de acción. La operatoria sigue igual, se factura y se distribuye igual, hasta nuevo aviso."

Metrogas decidió frenar la facturación. "Estamos informando a los clientes que consultan telefónicamente y en forma personal en las oficinas comerciales que esperen hasta que sepamos cómo implementar la medida -dijeron-. Todavía no tenemos instrucciones. Lo importante es que estamos suspendiendo la morosidad hasta tener más información."

Comentá la nota