Demoras y desvíos en la ruta 2 por una caravana a paso de hombre en Lezama

En la vuelta del fin de semana largo hubo hasta 40 minutos de demora. Muchos se desviaron en Castelli.
La ruta 2 se transformó ayer en un escenario de protestas que provocaron trastornos, demoras y confusión entre los turistas que regresaban del fin de semana largo. Por eso, casi la mitad de los 38 mil automovilistas que pasaron unos días en la Costa tuvieron que usar vías alternativas menos seguras, hasta 75 kilómetros más prolongadas, sin doble vía y que los retrasaron por lo menos 40 minutos en el viaje a casa.

La Autovía 2 (400 kilómetros entre Capital Federal y Mar del Plata) se convirtió en un "piquetódromo": vecinos autoconvocados de Lezama hicieron caravanas sorpresivas y a paso de hombre, a lo largo de 15 kilómetros, para pedir a la Legislatura provincial que apruebe una ley que otorga a esa localidad la autonomía del distrito de Chascomús. Además, habitantes de El Peligro, un barrio de la periferia de La Plata, protestaron con otra caravana para reclamar la instalación de puentes peatonales y otras obras de seguridad vial.

Las complicaciones comenzaron después del mediodía. Aunque esta vez no hubo inmensas colas como las registradas el viernes pasado, en el inicio de las "minivacaciones". Es que la Policía Vial bonaerense dispuso operativos con más de 200 hombres para prevenir embotellamientos. Lo hizo guiando el tránsito por caminos secundarios.

Para restringir el impacto de la protesta en Lezama (kilómetro 165 de la ruta 2), la bonaerense sugirió un desvío en Castelli, por la provincial 41, hacia General Belgrano y San Miguel del Monte. Entonces hubo que transitar 75 kilómetros más (unos 40 minutos extra) para acceder a la Capital Federal. "Es una ruta sin señalización, con banquinas descalzas y más peligrosa. Esto es un disparate. Nos arruinaron el fin de semana. No tienen derecho a interrumpir el camino. ¿Qué culpa tenemos nosotros que no les den la autonomía?", se quejó ante Clarín, Jorge Suárez quien -prevenido- había dejado la costa a las 14 para tener un regreso un poco más tranquilo.

La decisión de un grupo de autoconvocados confundía a automovilistas y a funcionarios policiales. En un principio habían anunciado que no realizarían cortes en Lezama. Pero una asamblea convocada ayer al mediodía dispuso la práctica "sorpresiva" que iniciaron a las 15.30: una fila de entre 50 y 70 automóviles con carteles y pancartas recorrió 15 kilómetros a 20 km por hora de ida y de vuelta. La caravana retrasó el tránsito de los desprevenidos también unos 40 minutos. Los manifestantes repitieron el ejercicio otras tres veces hasta las 19 y tenían previsto continuar más tarde.

Por otra parte, en El Peligro (kilómetro 41 al 48 de la ruta 2, cerca de Olmos) la caravana de 40 coches que copó todos los carriles se inició a las 15. Pero un rato antes, las autoridades policiales comenzaron a desviar los autos hacia la avenida 520 de la capital bonaerense para esquivar el piquete y desembocar en el cruce de la 2 con la 36. Se perdían 30 minutos, mínimo, en la maniobra.

Los contratiempos se registraron luego de que el turismo en la Costa lograra un repunte durante este fin de semana largo, tras el temor que generó la Gripe A en las vacaciones de invierno. Según datos de la Subsecretaría de Turismo provincial, hubo ocupación hotelera por encima del 80% en Mar del Plata, Villa Gessell y Pinamar.

Comentá la nota