Se demoraría la inauguración de la Terminal

El concejal Fardin recibió a Carlos Casinerio, concesionario de la nueva estación de ómnibus quién planteó algunos inconvenientes que harían esperar por la apertura del flamante edificio. Los taxistas siguen reclamando por una parada fija sin cobro de canon.
La anunciada puesta en marcha de la nueva estación de micros de nuestra ciudad para mediados de marzo se vería afectada por algunas problemáticas de no muy fácil resolución.

Esto haría retrazar la inauguración, que para funcionarios municipales y algunos medios de prensa, se había pautado entre el 15 y el 19 del mes próximo.

Si bien en la visita realizada por CASTELLANOS a las nuevas instalaciones hace pocos días atrás, se pudo observar que internamente los trabajos están llegando a su fin, otros detalles, no menores, aún no tienen definición.

Uno de los gerenciadores de la "Terminal Peirone" comentaba que luego de que se coloquen los semáforos en avenida Ernesto Salva y Ruta 34, "podremos hacer la apertura cuatro o cinco días después". Esto seguramente es así, pero la semaforización no depende de la concesionaria ni de la Municipalidad de Rafaela, lo que hace que nadie tenga precisiones al respecto.

En relación a algunos desencuentros generados luego de una solicitada publicada en este diario donde se podía apreciar diferencias entre los concesionarios y los responsables de las empresas, se puede mencionar que luego de la reunión mantenida entre el concejal Víctor Fardin y Carlos Casinerio las aguas se comenzaron a calmar, aunque todo dependerá de la respuesta que las empresas den a los concesionarios en relación a los montos que están dispuestos a pagar mensualmente. La contestación se sabrá el martes próximo.

Al respecto hay dos propuestas que están siendo analizadas, la primera pide un canon más un plus en concepto de expensas para cada empresa que utilice los locales de la terminal. Mientras que la segunda, que en principio contaría con mayor apoyo por parte de los contratantes, propone un canon superior, pero se descarta el valor por las expensas.

Un tercer punto de discusión es el recorrido que realizarán los colectivos que ingresen y egresen de la "Terminal Peirone", esto es motivo de estudio en las secretarías correspondientes del Municipio local, pero en este punto tampoco hay definiciones.

También es necesario determinar como será el recorrido que tendrán los minibuses que trasladarán pasajeros desde y hacia la nueva estación ya que deberá ser una ruta ágil y económica para evitar que los viajeros, fundamentalmente los que lleguen desde localidades del norte de nuestra ciudad, decidan por cuestiones prácticas no arribar a la nueva terminal generando perjuicio económico para los comerciantes allí ubicados.

Por último hay que recodar que desde hace unos meses, los taxistas de la actual terminal vienen reclamando por un lugar en el nuevo edificio pero sin costos, por entender que se "tienen derechos adquiridos".

Este es un conflicto grave ya que según la ordenanza que habilita a los concesionarios a explotar la nueva estación no contempla derechos de ningún tipo. Esto tiene que ver con que la actual terminal es parte del engranaje municipal mientras que la estación de Salva y la ruta está concesionada por treinta años a un privado.

Todas estas problemáticas seguramente serán resueltas, pero está claro que no son temas de fácil solución y llevarán más tiempo del que muchos desean esperar.

Comentá la nota