Se demora el plan de autos por las internas en el Gobierno

El secretario de Comercio, Guillermo Moreno, dice que sólo funcionará el sistema de ahorro previo que él propuso. En cambio, la ministra de la Producción sigue avanzando con los créditos prendarios y los descuentos para los 0 km.
El único plan que acá va a funcionar es el mío, porque el otro (de créditos prendarios) va a tener una tasa del 20%". La frase fue pronunciada en privado por Guillermo Moreno durante la noche del martes y puso en evidencia cómo crecen los tironeos dentro del Gabinete por el plan de créditos blandos por $ 3.100 millones para estimular las ventas de 12 modelos de autos chicos.

El plazo que nadie menciona pero que a todos apura es el viernes 19. Los actores involucrados (Ministerio de la Producción, Secretarías de Industria y de Comercio, ANSeS, Jefatura de Gabinete) quieren tener los acuerdos cerrados con las fábricas automotrices, las concesionarias y los bancos antes de esa fecha. En el Gobierno dan por descontado que después del 19 habrá poco margen para avanzar hasta fin de año, por la sucesión de feriados y asuetos de las fiestas.

Mientras hoy se lanzarían créditos para el consumo y rebajas para la canasta navideña (ver pág. 5), sigue el debate por el plan autos lanzado la semana pasada. Moreno impulsa desde su cartera un plan de ahorro, que fue resistido por la nueva ministra de la Producción, Débora Giorgi, y el secretario de Industria, Fernando Fraguío. También hubo un veto del jefe de Gabinete, Sergio Massa. El argumento fue que el plan de Moreno era engorroso y desprolijo. Allí arrancó la tensión entre las partes. Pero la decisión final del Ejecutivo fue lanzar tres planes paralelos: el ahorro previo de Moreno (tamizado, como se verá, por Giorgi y Fraguío) y dos líneas de créditos prendarios, una a tasa fija y otra a tasa mixta, según la inspiración de los restantes funcionarios. Sin embargo, ese laudo no saldó totalmente el conflicto.

Ayer varios banqueros dieron a entender que difícilmente la tasa de interés de esos créditos pueda ser inferior al 20% anual (ver pág. 4). En ese contexto, el martes Moreno se jactó ante empresarios de las terminales que la única alternativa que resultará atractiva para el público será la suya.

Lo que logró el secretario de Comercio fue imponer su idea de un plan de ahorro previo de 60 cuotas en el cual todos los suscriptores tengan garantizada la entrega de su vehículo dentro de las primeras 12 cuotas, esto es, antes de haber pagado el 20% del vehículo. Pero Giorgi y Fraguío le introdujeron una modificación: cuando el suscriptor sea sorteado, deberá pagar el saldo de las primeras 12 cuotas antes de retirar el vehículo. Las concesionarias le reclamaron el martes a Moreno. "De esa manera, perderemos clientes", le dijo Dante Alvarez, de ACARA. Pero Moreno le dio a entender que ésa era una batalla perdida. "Para retirar el vehículo, primero hay que pagar las 12 cuotas", fue la respuesta. Para las 48 cuotas restantes se elaborará una prenda, por la cual se exigirá las mismas condiciones de pago que a los que soliciten un crédito prendario de 60 cuotas.

Otro eje de debate es el precio de los modelos. Moreno propuso autos económicos, con menos equipamiento. Giorgi y Fraguío, en cambio, impulsaron descuentos sobre los autos ya existentes. Fuentes del mercado aseguraban ayer que Fraguío ya tenía cerrados algunos de esos precios, pero reconocían que algunos habían sido acordados ayer por la mañana.

Fraguío se guardará esos resultados hasta el regreso desde Rusia de la Presidenta y la ministra de la Producción. En principio, Cristina Kirchner tendría previsto anunciar para mañana un plan de renovación de las flotas de taxis (ver Acuerdo.). Pero existen expectativas que a ese anuncio se sumen más precisiones oficiales sobre el plan para los cero kilómetro.

Comentá la nota