La demora y los montos.

La Municipalidad riojana firmó a finales del año pasado un contrato con la empresa cordobesa Arii para que realice el relevamiento catastral de toda la ciudad de La Rioja.
El vínculo legal debía ser ratificado mediante una ordenanza por el Concejo Deliberante del Departamento. Sin embargo, el cuerpo deliberativo recién ratificó el convenio en la sesión realizada hace dos semanas. "El Concejo se demoró en la sanción y se complicaron los plazos", comentaron a NUEVA RIOJA.

Con este nuevo escenario, los equipos técnicos de la comuna estiman que el trabajo de relevamiento estaría culminado en los primeros meses del próximo año, y no en los últimos de este 2009, como estaba previsto originalmente en el contrato con la concesionaria. El vínculo legal determina que una vez finalizado el relevamiento, el municipio deberá informar cuánto se incrementó la recaudación municipal con esta nueva modalidad catastral. "Del excedente que se genere, el 30 por ciento se quedará la empresa", ratificaron.

Comentá la nota