Con la demora de la minera se esfuman los beneficios para el departamento

Durante el 2006, Minera Agua Rica y la Municipalidad de Andalgalá firmaron un convenio de colaboración por el cual las partes se comprometían a contribuir al desarrollo local y por extensión de todos los catamarqueños, a través de la aplicación conjunta de programas ambientales, sociales y proyectos productivos. Hoy, a casi dos años y medio de aquel anhelo, Andalgalá y la provincia se hunden a la sombra de ese gigante, que hasta ahora no pudo ser.
Corría setiembre de aquel año, y la pujante Andalgalá cerraba un acuerdo con las autoridades de Minera Agua Rica para trabajar juntos por la gente del departamento, contribuyendo a la satisfacción de sus necesidades sociales, a través de un desarrollo económico y tecnológico, pero también, contribuyendo al desarrollo de un sector privado con valores sociales sostenibles, a partir de la promoción de asociaciones civiles.

Con ese propósito, las partes cerraban entonces pautas de cooperación mutua para participar en forma conjunta, en la realización de obras y en el desarrollo de programas educativos, culturales, productivos, sociales y ambientales, previendo siempre la participación de instituciones públicas y privadas.

En relación al medio ambiente, el convenio cerebrado entre Agua Rica y el Municipio comprometía a las partes a trabajar en forma conjunta en el cuidado y preservación del ambiente, a partir de la aplicación de políticas conjuntas. Esta cláusula, dejaba abierta la posibilidad de consensuar opiniones en una Mesa de Diálogo. Por su parte, el Municipio de Andalgalá participaría de los monitoreos de la empresa, como una manera de acceder a toda la información sobre la calidad del recurso hídrico del área de influencia del proyecto.

Por otro lado, Minera Agua Rica, la Cámara de Proveedores a Empresas Mineras y la Municipalidad de Andalgala, se comprometían a coordinar en forma conjunta acciones para el desarrollo de oportunidades económicas en el departamento, ayudando a potenciar emprendimientos comerciales locales en los mercados externos como una forma de contribuir a elevar el nivel económico y social de las poblaciones del oeste catamarqueño. El Municipio además, se comprometía a proveer los servicios necesarios para la radicación de industrias, proveedores de servicios y nuevos comercios vinculados a la actividad minera.

En la letra del convenio, también figura que Minera Agua Rica fiel a su compromiso social, impulsaría la generación de proyectos de desarrollo sustentable, no vinculados con la industria minera, a través de un aporte técnico, legal, administrativo y financiero.

En su afán colaborador, además se comprometía a apoyar a la Municipalidad de Andalgala en situaciones de siniestro y catástrofes naturales, asesorándola en la organización de procedimientos operativos y capacitación de grupos de rescate.

La cláusula séptima del convenio, establecía que Minera Agua Rica y la Municipalidad de Andalgalá se comprometían a trabajar conjuntamente, para promover la cultura del departamento y, el respeto a la identidad cultural. Para ello, la empresa apoyaría la organización de eventos culturales de instituciones educativas públicas y privadas.

Por la siguiente cláusula, el Municipio con la colaboración de la Minera, implementaría un programa de seguridad preventivo a mediano y largo plazo, en función del crecimiento poblacional a producirse por el desarrollo minero en el departamento. Bajo tal previsión, el Municipio pugnaría por una planificación urbanística acorde a ese futuro crecimiento poblacional, industrial y de servicios.

Finalmente, el compromiso con la mano de obra local, obligaba a Minera Agua Rica a dar prioridad al recurso humano del departamento. En esta línea, la empresa se encargaría de gestionar su capacitación con la participación de instituciones educativas nacionales o internacionales y, en aras de este mismo objetivo, la Municipalidad de Andalgalá se comprometía a implementar cursos de capacitación para mejorar la calidad de los servicios a la población.

Comentá la nota