Se demora expropiación de Aerolíneas y sigue negociación

Aunque puede hacerlo desde el 22 de diciembre último, el Estado todavía no expropió Aerolíneas Argentinas ni Austral.
Las interpretaciones más optimistas hablan de una negociación en curso; pero en Marsans también ven cierta picardía jurídica por parte del Gobierno. “No tienen ninguna prisa, porque ya hay expropiación de hecho desde el pasado 17 de julio, cuando el Estado argentino tomó el control de la compañía firmando un acta acuerdo que incumplió”, señaló a El Cronista Vicente Muñoz, director corporativo de Marsans.

La Ley 26.466, sancionada el 17 de diciembre, declaró “de utilidad pública y sujetas a expropiación las acciones de Aerolíneas, Austral y de sus empresas controladas”. Su promulgación en el Boletín Oficial el 22 de diciembre, dejó al Estado argentino a solo un paso –un decreto– de expropiar ambas compañías. Pero transcurridas más de dos semanas, nada apareció en el Boletín Oficial

Desde Marsans sospechan que tanta lentitud oficial tiene razones jurídicas. “Nuestra demanda ante el Ciadi sigue su curso, pero contaría con un argumento más una vez oficializada la expropiación. Además, ésta nos permitiría accionar judicialmente en los tribunales argentinos, antes de ello no podemos hacerlo”, explicó Muñoz durante la entrevista concedida a este diario. “Ni siquiera recibimos la valuación por el precio de las acciones sujetas a expropiación”, agregó.

De todas maneras, el ejecutivo de Marsans admitió que sigue abierta la negociación. “No hay principio de acuerdo, pero seguimos en el intento de llegar a un acuerdo. Antes o después de la expropiación, será bienvenido”, dijo. En los últimos días se comentó que la Argentina pagaría alrededor de 30 aviones que Marsans se comprometió a comprarle a Airbus, por un monto cercano a u$s 1.000 millones; y que a cambio los españoles bajarían su demanda ante el Ciadi, que puede superar u$s 1.500 millones.

El acuerdo Marsans-Airbus fue por 73 aviones, de los cuales 30 llegarían para Aerolíneas y Austral. “Este pedido podemos endosarlo o renegociarlo con Airbus, sin que intervenga en nada el Estado argentino”, apuntó Muñoz. También se comenta que los dueños de Marsans, Gonzalo Pascual y Gerardo Díaz Ferrán, quieren cobrar como indemnización por lo menos u$s 120 millones, algo menos de lo que pagaron ellos a Antonio Mata para que abandonara Aerolíneas.

Comentá la nota