La demora de un decreto pospone la reapertura del canje para enero

Si entre hoy y el viernes el Gobierno publica la normativa que habilita la emisión de nuevos bonos, la semana próxima se presentaría la oferta ante las comisiones de valores
El Gobierno emitirá esta semana un demorado decreto que avala una nueva emisión de bonos bajo legislación internacional. Permitirá así que la Argentina continúe con los trámites ante las comisiones de valores del extranjero necesarios para realizar la oferta de canje de títulos públicos en default.

Los pasos burocráticos necesarios para realizar la oferta están en el freezer a la espera del decreto que permita la emisión de nuevos bonos, a ser canjeados por los impagos. Esto desactivó parte de la expectativa que había en torno de la operación en los últimos días en el mercado. Pero fuentes que llevan adelante la negociación confiaron que la demora en la firma del DNU no obedece a una traba política, sino a cuestiones administrativas.

Intentaron desarticular así rumores sobre un posible freno del canje por parte del diputado Néstor Kirchner, siempre pendiente de la operación.

La firma del decreto habilitará la presentación de la oferta ante la Securities and Exchange Commission (SEC) y las comisiones de valores de Luxemburgo e Italia, algo que ocurriría la semana próxima, estimaron en el Palacio de Hacienda.

Luego habrá que esperar otras tres semanas para que los reguladores convaliden la oferta. Eso pospondría la reapertura del canje de los u$s 20.000 millones impagos hasta principios de enero. Aquí comienzan a jugar los tiempos: el escenario de bajas tasas y exceso de liquidez que facilita la negociación permitiría conseguir nuevo financiamiento en buenas condiciones se mantendrá hasta el fin del primer trimestre de 2010, consideran los expertos.

Mientras tanto, la Secretaría de Finanzas trabaja en las puntadas finales de la propuesta. Los nuevos bonos, pendientes del decreto, incluyen papeles Discount con una quita superior al 65% y títulos por los intereses devengados por el Discount y por los pagos devengados por el Cupón PBI, que también se incluirá en la negociación. Según los bancos que acercaron la oferta –Barclays, Deutsche y Citi–, la Argentina reconocería los intereses devengados por el Cupón del PBI entre 2005 y 2008. Estos últimos se pagan este mes. De incluirlos, la oferta se acercaría a un valor de mercado de u$s 53 por cada 100 en default. Otro bono que necesita de la convalidación presidencial es el que le permitirá al Gobierno contar con al menos u$s 1.000 millones aportados por quienes suscriban al canje.

Club de París

En paralelo, Economía continuará con las negociaciones para saldar la deuda por u$s 6.700 millones con los países miembros del Club de París. Semanas atrás, el ministro de Economía, Amado Boudou, prometió retomar las discusiones este mes. Fuentes de la cartera que conduce estimaron que, aún sin el acercamiento con el FMI que requiere el Club, en dos semanas arrancarían las negociaciones formales, tras los contactos políticos mantenidos por Boudou y la presidenta Cristina Fernández con representantes de algunos Estados acreedores, como Estados Unidos y España.

Comentá la nota