Demolieron "El Stud", luego de incesantes quejas de los vecinos por problemas de seguridad

A las 16:30 una pala mecánica arrasó la construcción, también conocida como "El Conventillo". Las familias fueron trasladadas. Las denuncias de vecinos eran crecientes. El Municipio construiría allí un centro de día.
Luego de incesantes quejas de los vecinos del barrio Isaura por problemas de seguridad, y tras una reunión reservada donde concurrieron concejales y asistentes sociales hace muy poco, el Municipio terminó de cerrar la compra y demolición de la construcción denominada como "El Stud" o "El Conventillo", luego de trasladar a las 5 familias que vivían en el lugar en la mañana de este miércoles.

La drástica medida se tomó luego de que pudo concretarse la compra del predio, propiedad de Agustín Oscar "Tino" Spitale. "Era una decisión compleja, porque no podíamos tomarla hasta que no tuviéramos asegurada la compra y hasta que las familias no estuvieran reubicadas", dijo la secretaria de Desarrollo Social, Patricia Seijo.

La funcionaria aludió a "cuestiones de calidad de vida" al referirse a los traslados, aunque admitió conocer los comentarios que los vecinos le hicieron a infoeme.com: estaban cansados de los permanentes hechos delictivos en el sector, y en todos los casos apuntaban a moradores permanentes o habituales de "El Stud" como responsables de los hechos.

Pero la decisión se aceleró luego de que una pequeña empresaria del sector turismo, que tiene una cabaña urbana de alojamiento pidiera una reunión reservada a concejales. Esa reunión se terminó llevando a cabo en la casa del asistente social Fernando "Tito" Lamberto, y sumó en su convocatoria a concejales y dirigentes de varios sectores.

Esa reunión fue el pico de descontento, que aceleró la compra del predio por parte del Municipio. A las 9:00 de este miércoles, llegaron al lugar camionetas de la Municipalidad, le informaron a los moradores que serían trasladados y todos comenzaron a sacar sus cosas.

A las 16:30 llegó la topadora, cuando la gente todavía se estaba mudando. A las 17:00 no quedaban más que paredes volteadas. "La Vieja Rosa (Pais) se fue a una casa de la Escuela 6", le dijeron a este Diario los vecinos que miraban los escombros en el lugar, en referencia a la mujer emblemática que representaba a todas las familias que vivían allí.

El predio tiene unos 20 metros de frente por 40 de fondo. Se trata de una edificación que años atrás el Municipio utilizó como hogar para familias sin techo, pero que poco a poco fue perdiendo el sentido de rotación original y quedó en manos de familias que no querían irse.

En los últimos tiempos, todas las ramificaciones familiares conducían a un mismo grupo referenciado en "La Vieja Rosa". Además, de esa familia, residía en el lugar una pareja de ancianos. Con ellos el Municipio terminó hablando en la mañana de este miércoles.

Poco a poco, empezaron a sacar sus cosas, resignados a la decisión de desalojo y convencidos de que el anuncio de que una topadora iba a tirar todo abajo era real.

"Se decidió un traslado donde no todos fueron al mismo lugar", indicó Seijo. De acuerdo a lo que algunas fuentes del Ejecutivo dejaron trascender, en el lugar se construiría un centro de día.

Comentá la nota