Demócratas pelean por el partido y las candidaturas

A una semana de la interna, los referentes de los dos sectores y quienes encabezan las listas dicen qué harán en caso de ganar.

El domingo que viene, el Partido Demócrata hará su interna con una doble pelea: por un lado, se definirán los candidatos que representarán a la agrupación en las elecciones legislativas del 28 de junio; por el otro, será elegida la nueva conducción partidaria.

Allí, el oficialismo, conducido por Omar De Marchi, se enfrentará a un sector en el que han convergido dirigentes de distintas ramas y que ponen como referente a Diego Arenas, que se candidatea para presidir el partido.

El PD llega a esta instancia por las grandes diferencias entre ambos sectores y con duras críticas de la oposición a la figura de De Marchi. Tal vez por eso, las diferentes visiones que tienen sobre este proceso se notan en cada declaración.

Mientras que para el líder de "Mendocinos por Mendoza", Omar De Marchi, ha sido una interna respetuosa, ordenada, para el referente de "Cambio Partidario", Diego Arenas, se han tenido que ir superando etapas con un grado de desorden importante, donde los tiempos no han sido manejados con suficiente respeto en lo formal electoral.

Para De Marchi "las internas son buenas, ya que los acuerdos de cúpula terminan convenciendo a dos o tres y termina quedando mucha gente sin ni siquiera ser consultada". Destacó que se hicieron esfuerzos para llegar a acuerdos desde ambos sectores, pero finalmente se comprendió que una interna siempre es mucho mejor.

Diego Arenas marcó otra vez la diferencia con De Marchi en el sentido en que su sector tuvo que recurrir a la Justicia electoral "debido a que se pusieron obstáculos" a las listas de concejales de Guaymallén y Luján, y al final se resolvió en ese ámbito que deben seguir adelante.

Para el diputado provincial Arenas, que además de ser candidato a presidir el PD encabeza la lista de diputados provinciales por el tercer distrito, "Cambio Partidario" está trabajando con mucho entusiasmo ya que considera que el discurso de recuperar la identidad partidaria prende y genera adhesión.

El partido primero

En materia de propuestas, la corriente "Cambio Partidario" considera que en base a que Omar de Marchi, actual presidente, "tiene un excesivo personalismo", en el manejo del Partido Demócrata se propone una agrupación abierta, que esté dispuesto a generar ideas, al disenso y a la discusión.

Aseguran que tendrán un muy buen resultado porque trabajan por la recuperación partidaria. También como objetivo advierten que es muy importante la renovación en las listas de candidatos en base a la tradición partidaria y a la juventud. En ese sentido, mencionan al abogado Rodolfo López Navarro, hijo de Lorenzo López Aragón; a la escribana Alejandra Simón, hija de un viejo correligionario de General Alvear, y a María Mercedes Llano, hija de Gabriel Llano.

"Nuestra propuesta es con tradición partidaria y valemos por lo que hemos aportado y vamos a seguir aportando al partido. Debemos recuperar a la gente que nunca se tendría que haber ido y defender los intereses de Mendoza", indicó Arenas.

La propuesta del oficialismo partidario se basa en que "es un sector que ha defendido fuertemente los intereses del partido, que no ha transado con otros partidos internamente y que ha mantenido con mucha coherencia los valores y principios demócratas".

Según sostienen, están convencidos de que el Partido Demócrata va a gobernar la provincia por lo que está trabajando en ese sentido.

"Entendemos que la vida de la gente se resuelve desde los ejecutivos, desde la conducción de los gobiernos y no desde los ámbitos legislativos básicamente. El Partido Demócrata nació gobernando y creemos que tenemos que volver a gobernar Mendoza", dijo De Marchi. Planteó que se viene realizando una fuerte renovación partidaria y que el 6 de abril, si su sector gana las elecciones, se convocará a todos los demócratas a trabajar.

Comentá la nota