La Democracia Cristiana cuestionó el clientelismo

La Democracia Cristiana (DC) se sumó a las críticas en contra de la metodología de funcionamiento del programa nacional "Argentina Trabaja", y marcó claras diferencias entre el cooperativismo y el clientelismo.
"No puede haber cooperativismo sin una conciencia precisa y encarnada en el valor ’solidaridad’. También se necesita conocimiento de lo que implica trabajar en forma asociada", expresaron José Páez, Elena Lazarte y Jorgelina Pagnutti, dirigentes de la DC.

Los opositores cuestionaron la formación de las cooperativas y la selección de los grupos porque se prestan al manejo de los punteros políticos ligados al oficialismo. "Estos, a su vez, condicionan a los beneficiarios con la entrega de la tarjeta de débito, como han denunciado los ’supuestos cooperativistas’", afirmaron.

"No advertimos que hayan habido jornadas de capacitación suficientes ni que estén decididamente enfocadas las actividades que encararán los grupos de trabajo", manifestaron los referentes democratacristianos Los dirigentes, en este sentido, hicieron hincapié en cuestionar que el Estado siga empleando fondos públicos con fines netamente electorales.

Por último, la DC manifestó que aspira a que no se desnaturalice el cooperativismo y a que se generen experiencias auténticas. "La aplicación de los fondos debe ser efectiva y los recursos tienen que ser usados para los fines definidos en la ley de presupuesto", concluyeron.

Comentá la nota