Democracia y corrupción

En su dictamen por el Polideportivo de Ataliva Roca el fiscal Juan Carlos Carola invoca la Convención Interamericana Contra la Corrupción.
"Los actos de corrupción socavan la legitimidad de las instituciones públicas, atentan contra la sociedad, el orden moral y la justicia, así como el desarrollo integral de los pueblos... Exige combatir toda forma de corrupción en el ejercicio de las funciones públicas, así como los actos de corrupción especialmente vinculados con tal ejercicio...", señala.

Carola se transforma así en uno de los primeros funcionarios provinciales en luchar seriamente contra la corrupción. Y ponerla en su justa medida: señala las graves consecuencias que acarrea al sistema democrático y la forma de un combate real.

Ese párrafo fundamenta las recomendaciones que hace Carola al Poder Ejecutivo Provincial. Porque la corrupción tiene que ver con "los procedimientos que dificultan la transparencia en la gestión pública y pueden facilitar actos de corrupción y la subsiguiente impunidad".

Afirma que "esta impunidad frente a los actos de corrupción o de graves irregularidades administrativas necesariamente degrada la confianza en el sistema republicano y democrático de gobierno ya que lo considera ’débil’ e ’inútil’ para combatirla, generando la errónea convicción de que sólo los gobiernos dictatoriales tienen la fortaleza suficiente para que la función pública sea ejercida con rectitud".

Carola advierte que es mucho el dinero que se destina a las obras públicas: por eso allí hay que evitar la corrupción y la ineficiencia e ineficacia.

Comentá la nota