Demandaron a la Municipalidad de Bragado por lomos de burro

A pesar que la Ley de Tránsito Provincial los prohíbe, la colocación irregular de lomos de burro parece no importarlea al abogado Carlos Manganiello, Director de Tránsito de la Municipalidad de Bragado.
El Decreto 40 del Poder Ejecutivo Provincial, dictado ante la emergencia vial, a igual que su anterior Ley 12.582, solo autoriza para cruces peligrosos reductores de velocidad (de no mas de 5 centímetros de alto) y obliga a señalizarlos 300 metros de distancia para evitar accidentes. Esa norma, además, establece con total claridad que “queda terminantemente prohibido la utilización de reductores de velocidad denominados "Lomo de Burro" del tipo "Bump".

En un caso, la Justicia halló culpable a la Municipalidad de Rosario por no señalizar debidamente un lomo de burro que le costó la vida a un motociclista. A raíz del episodio, la condenó a resarcir a los familiares de la víctima con una suma que alcanza los 200 mil pesos.

CASO BRAGADO

Sandra M.M. ha demandado a la Municipalidad de Bragado este lunes 29 de diciembre, ante el Juzgado en lo Civil y Comercial 10 del Departamento Judicial de Mercedes. El accidente ocurrió cerca de las 21.45 horas del pasado 9 de diciembre. Esa noche Sandra circulaba con su moto hasta que se topó con un lomo de burro, dispositivo que funciona como reductor de velocidad, en el acceso Elizondo y Lemos .

La moto perdió la estabilidad, la conductora se desplomó al piso y sufrió diversas heridas: politraumatismo con herida cortante en el arco superciliar izquierdo (requiriendo 8 puntos de sutura) con edema palpebral homofacial, fractura de huesos propios de la nariz, traumatismo de cráneo en hemisferio derecho, escoriaciones y hematomas en rostro y en los cuatro miembros.

Según la demanda, a la que tuvo acceso BV.COM, ese lomo de burro tenía al momento del accidente una altura aproximada de entre 25 y 30 centímetros y un ancho de 1,87 metros, que se extiende en todo el ancho de la calzada en la mano de ingreso a la ciudad de Bragado. Esta obra, que el gobierno municipal decidió a instancias de vecinos que los reclamaron después del fatal accidente de una niña, fue realizada por administración. Pocos días después de construídos, redujeron el alto de los lomos de burros hasta los 20 centímetros. Asegura Sandra que al momento del accidente no había correcta señalización y medidas de seguridad, conforme lo establece la normativa provincial y municipal.

Seguramente, no será la única demanda que recibirá la Municipalidad ante una obra ilegal construida con negligencia de los funcionarios municipales.

Comentá la nota