Demandaron a dos concejales por emitir cheques sin fondos

El presidente del Concejo Deliberante de San Roque, Luis Almirón (PJ) y el edil Ángel Quintana (UCR) fueron demandados por emitir cheques sin fondo. La Justicia libró mandamiento de intimación de pago y embargo contra los acusados del delito de estafa que, según los testimonios de nuevos afectados, se habría dado de forma reiterada. Los concejales podrían ser apartados de sus cargos.

El presidente del Concejo Deliberante de San Roque, Luis Almirón, y el edil Ángel Quintana están siendo investigados por la Justicia por la emisión de cheques sin fondos. Por una demanda ejecutiva iniciada en septiembre que los compromete por la suma de 500 y 560 pesos, respectivamente, ya se ordenó la intimación al pago con intereses y embargo de bienes de no saldarse la deuda. Sin embargo, éste no sería el único caso que los apunta, hay nuevas demandas iniciadas por comerciantes y se estima que los funcionarios públicos podrían perder sus cargos por incurrir en estafa reiterada.

El abogado Marcelo Salinas fue uno de los que impulsó una acción ejecutiva para cobrar una deuda por honorarios que los concejales que conforman el bloque opositor del Cuerpo Deliberativo intentaron saldar hace tres meses aproximadamente con cheques sin fondos.

El letrado al ser consultado por EL LIBERTADOR explicó que luego de constatar la imposibilidad del cobro de lo adeudado realizó una petición verbal, que se repitió en varias oportunidades a los ediles que se negaron a pagar. Ante esta situación en septiembre inició una demanda ejecutiva y recientemente, con fecha del 2 de octubre, el Juzgado Civil y Comercial Nº 3 de Goya resolvió librar el mandamiento de intimación al pago de la deuda más un 40% de lo presupuestado en concepto de intereses. En defecto establece trabar embargo sobre los bienes de los ediles para cubrir el monto inicial más un 60% de intereses. Además la resolución dictamina que se dé intervención al Juzgado de Instrucción en turno por considerarse este acto como una estafa que se tipifica como un delito penal.

Salinas aseguró que, más allá del monto de la deuda, lo grave es el delito en el que incurrieron los funcionarios que, incluso, sería estafa reiterada, pues el mismo letrado inició nuevas presentaciones de comerciantes de San Roque damnificados por cifras mayores que oscilan los dos mil y tres mil pesos.

Se estima que los acusados habrían librado cheques sin fondos por la suma cercana a los 60 mil pesos. La gravedad de la acción, de Almirón, quien firma los cheques y aparece como titular de la cuenta en cuestión y de Quintana que también hizo uso de esos cheques, es tal que los funcionarios podrían perder sus cargos en el Concejo. En los próximos días el juez de Instrucción en turno intervendría en el asunto para analizar todas las presentaciones existentes y valuar el daño.

Comentá la nota