Demandarán a la empresa y al municipio

Vecinos de la calle Chile están evaluando las medidas judiciales que iniciarán en contra de la empresa constructora ILKA y de la municipalidad por la destrucción del pavimento de esa arteria y la degradación de la calidad de vida de todo el vecindario.

Así lo confirmaron ayer frentistas de esa destruida calle que se reunieron para discutir la forma que le darán a su reclamo ante los tribunales.

Los vecinos están preocupados por la ausencia de respuestas de parte de la empresa, de la municipalidad y de la provincia ante la gravedad de una situación que de varios meses.

Advirtieron a su vez que los desagües que allí se construyeron, que son el motivo por el cual se destruyó el pavimento y se ha convertió al pavimento en una calle de tierra, no funcionan como de esperaba. Recordaron que con la última lluvia de solo 37 milímetros, las bocas de tormenta no alcanzaban a desagotar el agua que inundó la calle y algunas viviendas.

La obra se inició a principios de año con un presupuesto que pagaba la Nación y debía terminarse en 15 meses. Sin embargo la obra, con la mayor parte del plazo cumplido, no tiene ni la mitad de su recorrido finalizado.

Comentá la nota