Un mes demandará el arreglo de la banquina desmoronada

Wanda. Más de un mes podría extenderse el arreglo de la calzada del tramo de la ruta nacional 12, que sufrió un desmoronamiento a unos 300 metros del acceso a la ciudad de Wanda a causa de las fuertes lluvias de las últimas semanas
El derrumbe de la banquina se produjo en la noche del miércoles entre los kilómetros 1593 y 1594 y ocasionó que el tránsito sea restringido. Actualmente, solamente se pueda circular por una de las manos.

El jueves los efectivos de Gendarmería Nacional confirmaron que en 72 horas concluiría el arreglo, sin embargo luego de realizar una evaluación del terreno, la empresa concesionaria afirmó que la reparación finalizaría recién en el transcurso de 30 días.

Mientras tanto, se están llevando a cabo las medidas de prevención en el tránsito por parte del Órgano de Control Vial y Gendarmería.

Estudio del terreno

Según informaron desde la concesionaria del peaje de puta 12, el derrumbe se habría ocasionado por la caída de un árbol al costado de la banquina causado por el temporal del miércoles a la noche.

Por el inconveniente, los vehículos solamente podrán transitar por la derecha, en sentido norte- sur. Actualmente, se están utilizando balizómetro, señalización, carteles e iluminación con presencia policial y del escuadrón vial.

Por otro lado, detallaron que deben realizar un estudio del área y una evaluación sobre los daños, ya que el derrumbe ocasionó destrozos alrededor de la ruta.

Técnicos contratados por la empresa concesionaria del peaje, que realizan estudios en el lugar, manifestaron que "estamos haciendo los estudios correspondientes, para tratar de solucionar esta situación a la brevedad. La medida -creemos-, es calzar el lugar con piedra volada y hormigón; previamente, tendremos que destapar los tubos de la alcantarilla, que se taparon con la gran cantidad de tierra que se desmoronó".

Explicaron que se debe llevar a cabo un movimiento del suelo para poder reacondicionar un camino alternativo a fin de que puedan ingresar las maquinas, ya que se hace difícil el trabajo de construcción en un terreno destrozado.

Luego de detectado el problema personal de la concesionaria vial juntamente con efectivos de Gendarmería Nacional, se ocupan del control del tránsito en el lugar, para regular el circuito de un solo lado de la calzada y para evitar posibles accidentes.

Comentá la nota