Cae la demanda y los precios en los alquileres de locales comerciales.

La incertidumbre por la que atraviesa el sector es una de las principales razones de la baja. Aseguran que los costos se reacomodan según el valor de los inmuebles.
En los últimos meses, el mercado de los alquileres comerciales está soportando una caída en los precios de locación de alrededor de 15%, mientras que los locales están siendo menos demandados por la incertidumbre que atraviesa el sector comercial. Sin embargo, hay señales que indican que los alquileres de viviendas se mantienen en precio y en demanda.

"Los alquileres comerciales han tenido una baja considerable en cuanto a la oferta pero sobre los precios, desde el año pasado que no hay aumentos. Estamos ante un reacomodamiento en los precios acorde al valor del inmueble", indicó el gerente de alquileres Carlos Cocucci, de la inmobiliaria que lleva su apellido.

Lo cierto es que la burbuja inmobiliaria que afectaba directamente a los precios y que venía inflándose desde 2005, tocó su techo en el primer semestre de 2008, luego comenzó a bajar la presión con la crisis del campo, la de los mercados internacionales de fin de año pero, ahora, el freno proviene de la misma desaceleración del comercio local.

Los agentes comerciales de algunas inmobiliarias consultadas coincidieron básicamente en dos aspectos: los precios de locación han bajado entre un 15% y 20% y que se ha extendido aún más el tiempo para alquilar un local comercial que en años anteriores.

Esta visión general tiene sus matices. Por ejemplo, según explicó el jefe de ventas Fabián Imazio de Otero Inmobiliaria "algunos negocios comerciales del Centro mantienen su valor, sin embargo, los locales de segunda importancia deben adecuarse al receso comercial".

Además, hizo referencia a la cautela de los posibles inquilinos ante la probable situación de asumir una obligación sin poder proyectar con exactitud el riesgo comercial que contraen.

"Los negocios de las calles San Martín, Espejo, Las Heras y Rivadavia están en una pequeña franja que todavía son demandados y no hay locales vacíos por allí. Pero fuera del circuito central ya empiezan a bajar los precios", detalló Cocucci.

Sin embargo, otro ejecutivo de inmuebles como Enrique Marmolejo de Ente Inmobiliaria fue menos optimisma al afirmar que "los alquileres comerciales han sufrido una caída en la demanda de entre 40% y 50%, aún así -dijo- los precios se han mantenido.

Pero tienen un desfasaje de 10% y 15% porque los precios no se han actualizado durante este año". También destacó las zonas preferenciales que, a su criterio, son la Quinta, la Sexta y el microcentro de la ciudad.

Según Carlos Estrani de la inmobiliaria Mirta Vidal (MV) de Godoy Cruz, el problema radica en que ha caído la oferta de alquileres comerciales aunque los precios se han mantenido y, por otro lado, la gente evita contratos por 3 años en estos momentos.

Los agentes del mercado de alquileres prefieren "resignar en valor locativo" y no en "flexibilizar condiciones y garantías", explicaron desde Otero Inmobiliaria.

Imazio dijo que después de la crisis de 2001, luego de la devaluación, hubo una buena captación de turistas y visitantes a Mendoza que mejoraron notablemente los índices del mercado de los alquileres.

Comentá la nota