La demanda de energía ocasionó prolongados cortes en la ciudad

La agobiante jornada de la víspera incrementó los requerimientos de energía eléctrica y con ello varios barrios estuvieron durante horas sin servicio.
Hasta este mediodía, en Alto Verde continuaban sin energía eléctrica y algunos negocios mantenían en funcionamiento generadores propios para evitar pérdidas de mercadería. Foto:Mauricio Garín

La sensación térmica de la víspera superó los 50°C. El registro permite afirmar que Santa Fe fue un horno y que no alcanzó refrescarse en una pileta o vestir ropa clara para evitar las gotas de transpiración en todo el cuerpo. Con ello, aumentó la demanda de energía eléctrica y varios barrios de la ciudad se vieron afectados con prolongados cortes.

Una vecina de Fomento 9 de Julio comentó a El Litoral que "la luz se cortó a las 14.30 horas y regresó cerca de la medianoche". "Fueron horas terribles porque ni siquiera el agua del piletín nos brindaba junto a mi hija un poco de alivio. Al atardecer, y con total incertidumbre acerca de cuándo iba a regresar, opté por irme a dormir a la casa de mi hermana con la nena. Mi esposo me dijo después que volvió alrededor de las 12 de la noche", contó.

Vecinos de barrio Sur, Roma, Candioti Sur y Norte, entre otros de la ciudad, también debieron aguantar la elevada temperatura ya que no tuvieron la posibilidad de encender ventiladores o acondicionadores de aire. Algunos por más horas, otros por menos... lo cierto es que Santa Fe vivió una jornada caótica que, como dijeron varios vecinos a El Litoral, "ojalá no vuelva a repetirse nunca más".

"Ayer me indigné muchísimo. Tengo la boleta al día y no merecía pasar la tarde que pasé. Si lo que faltan son obras, por favor que las hagan porque casi me muero. Hoy está más fresco y creo que por esa razón se me fue un poco la bronca", señaló Norma, de Candioti Norte.

Desde la EPE

Hasta el mediodía, las zonas costeras de Alto Verde y Colastiné Sur, desde el kilómetro 0,5 al 3,5 de la Ruta Provincial N° 1, seguían sin energía eléctrica. Lo mismo que algunos sectores de la vecina ciudad de Santo Tomé.

"Nos están quedando por resolver algunos problemas en la zona de la costa, exceptuando Rincón que ya se normalizó. En Colastiné surgió un inconveniente en un equipamiento ubicado a la altura del kilómetro 4 de la Ruta 1; en Alto Verde se trabaja en la restitución del servicio hasta la manzana 7, porque hay algunos anegamientos que nos impiden llegar hasta las demás; y en Santo Tomé, en la calle Libertad al 2600, hay que recomponer una subestacción transformadora y en el kilómetro 7 de la Ruta Nacional N° 19 reparar algunas consecuencias que dejó la tormenta de anoche", fueron las declaraciones de Hugo Ceré, el vocero de prensa de la EPE. Y agregó: "Al mismo tiempo, se atienden reclamos puntuales de baja tensión en distintos sectores de la ciudad".

Cabe señalar que fue el elevado consumo lo que terminó provocando los cortes de energía en distintos barrios de la ciudad, a lo que luego se le sumó la tormenta. "1.653 megavatios. Ésa es la demanda que se le solicitó a la EPE a las 14.30 de ayer, cuando la sensación térmica superaba los 50°C.

La exigencia a las instalaciones eléctricas ante tan levada temperatura repercute inevitablemente sobre fusibles, cables y transformadores", manifestó Ceré. Y acotó: "Encima, ayer se mezcló la alta demanda con la tormenta de la noche, donde el viento fue importante".

Por último, pidió paciencia a los usuarios porque "nuestra tarea es tratar de solucionar los problemas lo más rápido posible".

Comentá la nota