La demanda de empleo cayó 46% en la provincia por la fuerte incertidumbre

Los empresarios prefieren esperar hasta conocer el desenlace de la crisis financiera internacional. Se sintió más en el personal no calificado, con una baja del 59,9% frente al calificado, con el 29,9%.
Ser cautos. Esa es la premisa que la mayoría de las empresas tiene como primera regla para intentar cruzar la crisis financiera internacional sin “hacer olas”. Por eso, a la hora de incorporar personal, la respuesta es “por ahora no, vamos a analizarlo más adelante si el proceso productivo lo requiere”.

Así se refleja en un estudio realizado por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas donde se advierte que la demanda laboral en Córdoba cayó 46,03% el mes pasado comparado con diciembre de 2007. Y donde más se sintió el impacto de la precaución empresaria es en el personal no calificado, cuyo requerimiento retrocedió 59,97% frente al 29,94% del calificado.

Por rama de actividades, el mayor freno se dio en la industria, donde el índice bajó 61,25%, contra el 36,31% del comercio y el 33,13% de los servicios en la comparación interanual.

De todos modos, hay una sensación generalizada en las empresas: hay una crisis en el ambiente y otra real. La profundidad de las complicaciones que están notando las compañías no son tan importantes aún como muchos temían. Sin embargo, los efectos se sienten por la acción refleja de mayor cautela.

Frente a esta situación, los técnicos sin optimistas porque advierten que mientras los indicadores de empleo se mantienen más o menos sin cambios, lo que cae son las expectativas de incorporar nuevo personal. Es más, muchos creen que las secuelas impactarán poco en los puestos ya consolidados.

En la comparación de diciembre con noviembre, el índice mostró “un fuerte descenso del 33% en el registro con estacionalidad, mientras que en términos desestacionalizados cayó 14,38%”, indica el informe del Consejo de Ciencias Económicas.

En términos mensuales, el rubro calificado descendió 36,11% y los pedidos de trabajadores sin requerimientos de calificación 27,65%. Dentro del primer grupo, la demanda de profesionales muestra un descenso del 27,05%, mientras que en los no profesionales fue de 38,29%.

“En el análisis sectorial y con respecto al mes de noviembre, todos los rubros mostraron un descenso de su demanda laboral, en orden de importancia: servicios (34,39%), comercio (31,92%) e industria (29,39%)”, establece el relevamiento.

Sin embargo hay un dato que se recorta del estudio del Consejo: la cantidad absoluta de pedidos es superior a aquella correspondiente a igual período en todos los años observados. “No obstante la variación interanual más importante sigue siendo 2003/2002 cuando fue de 100,02%, cifra ampliamente superior al 1,44% y 7,55% observados para los intervalos 2006/2005 y 2007/2006, respectivamente”, dice el escrito.

Sin dudas, la razón de la gran diferencia (en cuanto a variaciones interanuales) puede deberse a que durante la crisis del 2002 el empleo se desplomó y luego, al comenzar la recuperación económica, creció vigorosamente, aunque a tasas decrecientes.

“Es notable el abrupto descenso de la curva en el mes de diciembre (aunque comenzó a hacerlo en septiembre), además de la distancia respecto a la tendencia ciclo, lo cual nos estaría indicando el efecto de la crisis financiera mundial sobre este indicador macroeconómico, fundamentalmente producto de expectativas negativas que modifican las decisiones de consumo, inversión y producción y provocan una menor demanda de empleo”, agrega el informe.

Por último, la evolución mensual del personal calificado se debe principalmente a la baja registrada en la demanda de no profesionales, 38,29%; mientras que la de profesionales aportó a la variación negativa un 27,05%.

De la observación de las series se puede afirmar que tanto la demanda de trabajadores calificados como la de no calificados creció desde la crisis de 2001. No obstante aquella correspondiente a la demanda de trabajadores calificados lo ha hecho a una tasa superior que la de no calificados, despegándose de ésta a fines del 2002.

157

Fueron los egresados de la Promoción de Aspirantes a Agentes de Policía de los

Centros de Formación Regional. El Consejo Consultivo pide que se queden en la zona.

“Las empresas están tratando de cuidar lo que tienen”

Martín Poncio, director regional de la zona norte argentina de Manpower, la empresa dedicada a brindar servicios de recursos humanos, aseguró que las expectativas de tomar más mano de obra cayó fuertemente para este primer trimestre del año.

“Nosotros hicimos un estudio donde en 2008 nos daba que el 39% de las empresas estaba pensando en ampliar personal, y ahora sólo el 8% lo evalúa. De todos modos no estamos mal, porque en muchos países de Europa el índice es negativo”, remarcó.

¿Hay causas reales que motiven esta retracción?

Las empresas grandes están sintiendo el efecto de la crisis financiera internacional. Detienen proyectos para cuidar lo que tienen. Los que tenían pensado hacer algo más a futuro, ahora lo postergan, y entonces esa mano de obra que pensaban incorporar, ya no existe. Pero de todos modos también es cierto que es más lo que se dice de la crisis que la crisis en sí, al menos hasta acá.

¿Cómo se revierte esto?

Con políticas claras de parte de los distintos países involucrados en esta crisis para que los inversionistas vuelvan a poner dinero en los diferentes procesos productivos. Hay que demostrar confianza y tranquilidad. Argentina tiene las condiciones necesarias para afrontar la crisis y en los últimos años lo demostró por su crecimiento permanente. Nosotros no tenemos expectativas negativas para 2009, no creemos que haya grandes problemas en materia laboral.

Comentá la nota