La demanda de empleados no se reactiva: acumula una caída del 45%

Es lo que señala un informe del Consejo Profesional de Ciencias Económicas que compara los primeros 8 meses de este año con los de 2008. Sin embargo, hubo un repunte con respecto a julio del 10%.
La contratación de nuevos empleados sigue en caída libre y no logra revertir la tendencia negativa. De acuerdo al estudio de demanda laboral elaborado por el Consejo Profesional de Ciencias Económicas de la Provincia, el acumulado de 2009 se ubica un 45% por debajo del registro de 2008.

Las empresas siguen mostrando fuertes dudas con respecto al panorama económico a futuro y por ahora prefieren demorar las inversiones, y también la contratación de nuevos empleados. Además, buena parte de los sectores económicos siguen con un ritmo de actividad muy por debajo del registrado en los últimos años y eso también atenta contra la posibilidad de quebrar la tendencia del mercado laboral. Con un presente magro y un horizonte de incertidumbre, la ampliación del personal no aparece entre las prioridades.

Sin embargo, junto al dato negativo del acumulado este año, los analistas destacan como una luz de esperanza el repunte en la comparación mensual. Si se toma el registro de agosto y se lo contrasta con el de julio, el saldo es favorable un 10%.

"El Índice de Demanda Laboral (IDL) de agosto de 2009 se situó en 153,64 puntos, registrando un aumento de 10,53% con respecto al mes anterior. En relación al mismo mes del año pasado se verificó una baja de 37,94%, posicionándose nuevamente por debajo de una tendencia que continúa en descenso", señaló el Consejo Profesional de Ciencias Económicas.

El informe destaca además que "en lo que va del año, la cantidad absoluta de pedidos es superior a aquella correspondiente a igual período en los años 2000-2003; sin embargo, es inferior al de 2004-2008".

Actualmente, la cantidad de pedidos es menor que la cantidad demandada en 2004, en un 11,9%, de esta manera se deriva que el impacto del shock externo y la pérdida de confianza en la política económica del Gobierno en la economía doméstica han provocado una disminución en la demanda de empleo. La desaceleración comenzó en junio de 2008, y se acentuó en los meses siguientes, siendo el punto de inflexión el mes de octubre, dado que a partir de allí la tasa de variación anual del indicador se volvió fuertemente negativa.

"Al comparar el acumulado de pedidos de 2009 respecto a 2008, se observa que la cantidad de empleo solicitado disminuyó 45,11%, lo que en valores absolutos significa una merma de 10.531 nuevos puestos de trabajo", agrega el estudio.

Análisis por calificación

En lo que se refiere al personal calificado, en agosto se registró un aumento de 9,64% respecto de julio. Mientras que en relación al mes de agosto del año pasado el indicador cayó 31,89%.

La evolución mensual de la demanda de personal calificado se debe principalmente a la suba registrada en la demanda de no profesionales y profesionales que mostraron un ascenso de 10,19% y 7,04%, respectivamente. En lo que hace al comportamiento anual la variación fue negativa para ambas categorías, 29,27% y 41,85%, respectivamente. Los pedidos de personal no calificado registraron una suba de 12,67% en relación a un mes atrás, mientras que 48,66% fue la baja con respecto a igual período de 2008.

Por sectores

La industria tuvo una variación positiva de 29,55% en relación al mes de julio, mientras que con respecto al mismo mes de 2008 la caída fue de 36,88%. El sector servicios tuvo una caída mensual de 1,35%, mientras que en términos interanuales los pedidos de empleo muestran una disminución de 32,65%.

Por último, el rubro comercio presentó un aumento mensual de 14,55% y una disminución interanual 27,05%, respectivamente.

Los datos centrales del informe

En agosto el Índice de Demanda Laboral (IDL) mostró un aumento de 10,53% en el registro con estacionalidad, mientras que en términos desestacionalizados la suba fue de 7,64%.

La variación interanual (agosto 09 respecto agosto 08) fue negativa en 37,94%. Este resultado se explica con la caída observada en los pedidos de personal no calificado, cuya variación fue de 48,66, y en los de calificado que alcanzó 31,89% siempre en relación al mismo período del año anterior.

En términos mensuales, el empleo calificado creció 9,64%, mientras que los pedidos de trabajadores sin requerimientos de calificación aumentaron 12,67%. Dentro del primer grupo, la demanda de profesionales aumentó 7,04%, mientras que los pedidos de no profesionales avanzaron 10,19%. Específicamente en lo que se refiere a profesionales en ciencias económicas, la demanda aumentó 13,68%.

En el análisis sectorial y con respecto al mes de julio, el rubro industria y comercio mostraron una suba de su demanda laboral de 29,55% y 14,55%, respectivamente; mientras que en servicio descendió 1,35%.

La comparación interanual muestra caídas en la demanda laboral de los tres sectores, 36,88% en industria, 32,65% en servicios y 27,05% en comercio.

Al comparar el acumulado de pedidos de enero - agosto 2009 respecto al mismo período del año 2008, se observa que la cantidad de empleos solicitados disminuyó 45,11%, lo que en valores absolutos significa una merma de 10.531 nuevos puestos de trabajo.

Comentá la nota