La UCR demanda consenso y diálogo

El radicalismo cuestionó a Alperovich.
"Resulta imperativo restaurar el federalismo, pues el actual Gobierno nacional ha reducido a los gobernadores a meros delegados de los deseos presidenciales", señala el documento de la convención provincial de la UCR que se reunió ayer para elegir sus autoridades, entre otras cuestiones.

Al respecto, el radicalismo sostuvo que la administración provincial claudicó en la defensa de sus intereses y de su autonomía "frente a la arremetida del Poder Ejecutivo nacional, que viene reduciendo dramáticamente los recursos de coparticipación federal, o bien quedándose ilegalmente con esos recursos".

Al respecto, apuntó que los parlamentarios nacionales del oficialismo siguen siendo cómplices permanentes del despojo a la provincia. Además, destacó que están en riesgo los derechos fundamentales de los argentinos por la actitud del Gobierno de no acatar los fallos judiciales.

Respecto del orden local, el plenario aprobó el siguiente texto: "(José) Alperovich es un mal gobernante y un peor administrador; contó con recursos económicos como no tuvo ningún antecesor. Administró $ 28.000 millones y aumentó la deuda pública, la pobreza, la marginalidad y el despilfarro". "El mundo de la prepotencia y del bolsón deben ser reemplazados por un Gobierno nacional y provincial del consenso, con la UCR como ineludible protagonista", apuntó.

El cuerpo eligió como presidente de la convención a Félix Mothe y a Brígido Ibarreche como vicepresidente primero. Luego integró en la mesa a Ernesto Llarrull (vicepresidente segundo), José Argañaraz, Aurora Ortiz, Sergio Poliche, Pedro Albornoz Piossek, María Julia Basualdo y Jorge Rodríguez. La junta electoral quedó conformada por Libia Neme, Orlando Tosi, Daniel Argañaraz, José Rivadeneira y Carlos Cali.

Comentá la nota