La demanda de alquileres no logra ser satisfecha

La falta de inmuebles para alquilar es un problema que lleva varios meses en nuestra ciudad, aunque se profundizó desde diciembre del año pasado. "Hace un largo tiempo que no contamos con departamentos para alquilar, en medio de una demanda que es cada vez más importante", fue la frase más reiterada por los trabajadores inmobiliarios, ante una consulta efectuada por este diario.
Desde Centurión Propiedades manifestaron que no tienen disponibilidad de departamentos y revelaron que cuentan con una lista de personas -superior a las quince- que llevan varios días aguardando para poder alquilar "algo".

"Esta problemática se potenció a partir de la dolarización de las casas. Hasta hace unos años se podía adquirir un inmueble 'común' a cambio de ciento veinte mil pesos, ahora cualquiera de ellos cuesta ciento veinte mil dólares", diferenció el responsable de la inmobiliaria, Facundo Centurión, quien indicó que sólo se venden algunos terrenos y alguna vivienda a refaccionar.

A su juicio, una cuestión fundamental que podría descomprimir la situación es la entrega de viviendas que a menudo realiza el Gobierno provincial, como ocurrió por ejemplo en 2008 cuando la presidenta Cristina Fernández de Kirchner visitó Santa Rosa para encabezar la inauguración del Santa María de las Pampas. "La entrega de casas de barrio nos ayuda mucho. Recuerdo que al poco tiempo de la visita presidencial nos aparecieron ocho departamentos para alquilar".

-¿Con el inminente inicio del ciclo lectivo y el arribo de alumnos foráneos se agudizará el problema?

-La demanda para estudiantes es la mayor que tenemos. Sin embargo, una particularidad que nos está favoreciendo es que, por ejemplo, los universitarios de Agronomía, que ahora tienen la chance de abordar el ómnibus que los traslada al campo de estudio en la terminal, buscan alquilar en la avenida Belgrano y otros sitios de Villa Alonso cercanos a la estación. Antes sólo pretendían alojamiento en el centro, como la mayoría de los estudiantes.

Campo.

El conflicto que el Gobierno nacional mantiene con el campo repercutió fuertemente en el negocio inmobiliario local. "Nosotros hace bastante tiempo que no vendemos ningún campo y lo mismo sucede con las viviendas", dijo Centurión. Y razonó: "Como no funciona el campo no se venden casas, por lo tanto suben los alquileres".

Valores.

La escasa oferta de departamentos hizo trepar el valor de los alquileres que oscilan entre los 1.000 y los 1.500 pesos mensuales para uno de dos ambientes. Para aquellos que buscan un monoambiente, en caso de poder encontrarlo, deben desembolsar una suma que oscila entre los 800 y 900 pesos, según estimaron en Arpigiani.

Desde la inmobiliaria trazaron un panorama "oscuro" para el negocio inmobiliario que se encuentra "parado". "No se venden casas y campos desde el año pasado: ni consultas recibimos", resumieron.

Sin embargo, el incremento más fuerte se registró en las casas de alquiler que desde diciembre a la fecha pasaron de costar 1.400 pesos a unos 1.800, precisaron en la inmobiliaria Ciudad. "El motivo de la suba obedece a que no se producen ventas de viviendas por lo que la población está obligada a alquilar. Parejas de recién casados, divorciados y hasta adultos mayores forman parte de la demanda", detallaron.

En Ciudad, al igual que en otros negocios del ramo, aseguraron que no tienen "nada" para alquilar ni siquiera para el estudiantado. "Los alquileres están caros, sobre todo los monoambientes y dos ambientes, que son los más buscados", aseguró Adriana Méndez, responsable del comercio.

Comentá la nota