Delegados del SEP, en la Secretaría de Trabajo

Concurrirán a la cartera laboral, que intimó al gremio a normalizar servicios.
La Secretaría de Trabajo de la Provincia citó para hoy a las 10 a los representantes del Sindicato de Empleados Públicos (SEP) con el objeto de fijar un cronograma de cumplimiento de los servicios esenciales, en medio de la continuidad del conflicto salarial que enfrenta a los dependientes con el Gobierno provincial.

El titular del gremio, José Pihen, dijo a La Voz del Interior que la parte sindical concurrirá a la convocatoria oficial y que, paralelamente, el cuerpo de delegados del SEP se concentrará y hará acto de presencia en la cartera laboral.

El pasado viernes, en un plenario, el SEP resolvió continuar con su plan de lucha con un paro desdoblado de 72 horas que se iniciará el próximo viernes, en tanto la Provincia intimó a asegurar las prestaciones, en particular en los hospitales, bajo apercibimiento de endurecer las sanciones.

Ante la perspectiva de que la cartera laboral declare ilegal la medida de fuerza, si hoy no se llega a un acuerdo para asegurar las prestaciones esenciales, Pihen desconoció esa posibilidad. "Lo desconozco por completo y además es obvio que no lo vamos a aceptar", consignó.

La Asociación de Trabajadores de la Sanidad (Atsa) también definirá hoy si adhiere o no al paro convocado por el SEP.

Por su parte, la Unión del Personal Superior (UPS) anunció que los empleados de la Administración Provincial del Seguro de Salud (Apross), nucleados bajo ese sindicato, estarán en estado de asamblea y movilización hoy y mañana, de 10 a 12, lapso durante el cual no se atenderá al público.

El secretario general de la Gobernación, Ricardo Sosa, advirtió sobre sanciones más duras que se traducirían en suspensiones o separaciones de cargos. "Si no se cumple la intimación (al SEP) se podría declarar la ilegalidad, lo que abre la puerta a todo tipo de sanciones", sostuvo.

A la espera de fondos. Desde que comenzó a correr el penúltimo mes del año, la Provincia está a la espera de los desembolsos de la Nación.

El gobernador Juan Schiaretti confirmó el viernes que la Nación le debe a Córdoba 400 millones de pesos, de los cuales 280 millones corresponden a cuatro cuotas del sostenimiento del déficit de la Caja de Jubilaciones y 120 millones a dos cuotas del Programa de Asistencia Financiera (PAF).

"A mí no me llegó un peso", dijo el gobernador, y recordó que la presidenta Cristina Fernández se comprometió en agosto comenzar a ponerse al día y ratificó su compromiso cuando visitó Córdoba.

Igualmente, indicó Schiaretti, en la reunión de la semana ante pasada con el Jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, se le reiteró que la Nación comenzaba a ponerse al día en noviembre.

Comentá la nota