Los delegados hablaron y las urnas cantaron

Cuántos partidos políticos de la ciudad envidiarán al Sindicato de Empleados de Comercio su capacidad de participación y de movilización, como también la imbricación de la institución con la comunidad que va notoriamente más allá del afiliado y de su círculo familiar.

por Gerardo Gómez Muñoz

Y qué decir del alto nivel de respeto y convivencia pese al alto voltaje, roces e impugnaciones incluidas, de su campaña electoral, pocas veces visto en el escenario sindical marplatense. Aspecto éste doblemente significativo porque sirvió, además, para demostrar que las prácticas democráticas no están negadas, a priori, por el gremialismo y que la unidad no es un mandato reñido con las urnas.

Otro dato no menor, dable advertir en esta oportunidad, fue la capacidad y sustento operativo equiparables en magnitud desarrollados por las dos listas contendientes. Una que desde adentro y como indica la tradición oficialista podía mover más resortes institucionales y de otro tipo y la opositora que no se le quedó atrás en la exhibición de su poderío y vastedad de recursos. Esto último al extremo de que en la central nacional mercantil donde se seguía con honda expectación el proceso preelectoral -Pedro Mezzapelle además de secretario general de la filial marplatense es titular del área de obras sociales de la poderosa Confederación- porque había calado la cantinela de Jorge Trovato: "La Lista Blanca es la de los delegados, base de nuestro triunfo seguro". Sólo en la última semana cuando se conoció la amplísima derrota de los opositores en la cadena comercial donde, afirmaban, estaba su sólido alcázar y en otros centros similares la generalidad del elenco que conduce Armando Cavalieri estimó que el triunfo de Mezzapelle no corría riesgo.

No quedaron dudas

Esta columna, con la salvedad de que sólo las urnas darían el veredicto seguro, había anticipado que habiéndose conocido la integración del cuerpo correspondiente quedaba claro que "los delegados ya habían cantado". Los datos finales mostraron la contundencia de un dirigente de kilates que marca la sucesión de una estirpe de la que los mercantiles pueden hacer gala ante la comunidad con múltiples realizaciones que reivindican la gremialismo en general: 2393 votos, es decir el 65,2 por ciento contra 1277 -el 35,08-, de Jorge Trovato. Las diferencias serían más abultadas a favor de la Lista de Unidad Mercantil Celeste y Blanca si se contabilizan los 600 votos de los jubilados cuya participación fue impugnada por los perdedores y se mantienen en reserva hasta que se resuelva la cuestión. A partir de ahora los afiliados saben qué deben esperar conforme lo prometido en campaña, pero la ciudad de Mar del Plata aguardará dos nuevos logros que se sumarán a los múltiples rasgos de esta maravillosa ciudad singular: "La Universidad Sindical de los Empleados de Comercio y la Casa Albergue para los Jubilados Mercantiles".

Kirchneristas en asamblea abierta

Los más connotados dirigentes del FPV-PJ sin el más mínimo signo de preocupación siguen encontrando motivos, no conocidos, para no asistir a la discusión acerca de cómo continuar militando y fortaleciendo "el apoyo al proceso nacional y popular iniciado en 2003 y encabezado por Néstor y Cristina Kirchner". En tanto diversos militantes y representantes de agrupaciones tienden a que, poco a poco, el movimentismo inquieto genere una especie de "asamblea abierta" para analizar la situación. Algo de eso pudo advertirse el sábado en la sede del Centro de Cazadores de Alberti y Chaco. Allí confluyó gente de la simple militancia suelta como dirigentes de agrupaciones diversas ante la ausencia quizás regimentada o tal vez por mera o inocente casualidad de las formaciones hasta ahora depositarias o aspirantes al referenciamiento del kirchnerismo orgánico. Como ya es habitual desde que se inició el proceso preelectoral concluido el 28 de junio los dedos de una mano bastaron para contar al abundante plantel de funcionarios que por vía partidaria llegaron a cargos rentados en diversas reparticiones u organismos políticos. Excepciones estridentes fueron, entre otros Pablo Obeid, Eduardo Niella y los funcionarios del PAMI Alberto Toledo, Alejandro Lavandeira y Alejandra Urdampilleta. La metodología para continuar con estos encuentros y que no esterilicen en el "reunionismo" y la convicción de que "desde el 2003 los gobiernos de Néstor y Cristina han logrados conquistas que merecen el apoyo necesario para que se afiancen y acrecienten", parecieron los acuerdos más consensuados para seguir con otras asambleas abiertas como ésta". Y tentativamente se fijó el 22 de agosto fecha para una nueva edición. No obstante pareció advertirse que aleteaba una cierta resistencia temerosa a todo tipo de autocríticas o señalamientos de actitudes poco comprometidas en el tramo preelectoral reciente como si todo lo adversamente sucedido -no mencionar derrota, por favor-, hubiese derivado de la mala comunicación. Pero, como si en ese terreno tampoco existiesen responsables. Paradojalmente la atonía en estos puntos podría conducir a la presunción de que se estarían aquietando las aguas para que poco o nada cambie, pese a tantas reuniones para "analizar lo sucedido" que es lo que finalmente menos se analiza.

El "General" con Pulti

Más de 200 personas se reunieron el jueves en el Sindicato de la Madera a invitación del dirigente bancario José Lupiano, conductor de la agrupación peronista "El General", en la que se nuclean militantes del peronismo que adhieren al intendente Gustavo Pulti e integrantes de Acción Marplatense que reivindican su condición de peronistas. Tras el asado de rigor el concejal, militante de AM y también dirigente bancario peronista Martín Aiello resaltó esas confluencias "no contradictorias porque hallé en AM y en la gestión y los objetivos del intendente su lucha por mejorar la vida de los marplatenses, en especial la de los más necesitados, como es un mandato esencial del peronismo". A su vez José Lupiano, tesorero nacional de la Asociación Bancaria subrayó las coincidencias que jalonan la confluencia de "El General" con la conducción de Pulti y para ilustrar esa convivencia la "Marcha Peronista" fue coreada por la concurrencia con destacadas voces como la de Fefe Gauna, Verónica Beresiarte, Carlos Filippini, Osvaldo Lalanne, Eduardo Bruzeta, Héctor Martínez, Leandro Laserna y numerosos peronistas menos renombrados. Lo ya adelantado en esta columna acerca de la intención de "El General" de constituirse en algo así como la "pata peronista", parece haberse puesto en marcha.

"Se le salió la cadena"

Así, pero sin disimular la indignación califican los integrantes de "Encuentro y Participación" a las declaraciones de Graciela Ocaña fingidamente con ánimo "de no flagelar", pero escogidas para publicarse en el peor momento y en "La Nación". Rápidamente sus integrantes han salido a advertir (no sería raro que en las próximas horas se emita una declaración) que no están de acuerdo con esas manifestaciones y que, por el contrario siguen militando en la línea del proyecto que lideran Néstor y Cristina Kirchner.

Comentá la nota