La Delegación del Puerto asesorará al sector pesquero

Ante el inminente inicio de la zafra de la corvina en el Salado se anunció la implementación de un programa de concientización para mejorar las condiciones de tratamiento y conservación del transporte del pescado.

A menos de una semana de haber asumido como delegado municipal del Puerto, Mariano Retrivi anunció la puesta en marcha de un proyecto de concientización dirigido al sector pesquero marplatense, que apunta a mejorar las condiciones de tratamiento y conservación sanitaria del transporte del pescado.

Informó ayer la Delegación que con esta iniciativa se propone prevenir de manera progresiva situaciones inadecuadas de transporte y manipulación del pescado, especialmente ante el reciente inicio de la zafra de la corvina que se practica anualmente en la bahía de Samborombón, cuyas capturas se trasladan en camiones desde el Salado a Mar del Plata para su procesamiento y comercialización.

"La idea es implementar un esquema de concientización hacia productores, transportistas y procesadores locales de pescado, acerca de la importancia y necesidad de observar ciertas pautas básicas en el tratamiento y manipulación de las cargas de pescado, que hacen a la calidad y salubridad de la mercadería", explicó Retrivi.

La zafra de la corvina es importante para armadores, pescadores, frigoríficos, transportistas y trabajadores del pescado marplatense, que año tras año esperan con expectativas el inicio de esta zafra, por la posibilidad de una inyección económica que atenúe los problemas de la pesca local.

Retrivi, quien acredita una extensa trayectoria en la actividad gremial empresaria dentro del sector, entendió que su gestión a cargo de la Delegación "no es interferir ni trabar el aparato productivo pesquero marplatense, sino por el contrario acompañar a este sector encaminándolo hacia una progresiva y sostenida cumplimentación de cada una de las exigencias que establece la normativa sanitaria vigente".

En tal sentido planteó que su intención "no será iniciar una persecución violenta ni una casa de brujas sobre productores y transportistas de pescado" y sí en cambio "concientizar al sector para comenzar a ejercer un control cada vez más exhaustivo desde la comuna".

La propuesta del flamante delegado contempla la posibilidad de enviar personal del Departamento de Pesca municipal y del Senasa a los lugares de embarque de la mercadería con la finalidad de capacitar y asesorar sobre cómo mejorar las pautas de tratamiento del producto. "La primera etapa de este proyecto es esencialmente disuasiva", aseguró Retrivi advirtiendo que recién "ante el no encuadramiento sobrevendrá una acción punitiva".

Al respecto, Retrivi sostuvo que para evitar la instancia punitiva, "es muy importante que productores, transportistas y procesadores comprendan la importancia de tener toda la documentación en regla y de observar todas las condiciones higiénico-sanitarias requeridas para el transporte y la mercadería. El pescado debe venir en cajones que no sobrepasen su capacidad y con buena dosificación de hielo, porque de lo contrario ese producto se descompone", completó.

Finalmente, el funcionario insistió en que "el objetivo final de este proyecto de concientización del sector pesquero es lograr un encuadramiento progresivo de sus distintos actores dentro del marco de la normativa sanitaria vigente, a los fines de apuntalar la calidad de la materia prima elaborada por la industria pesquera marplatense y preservar la salud pública".

Comentá la nota