Delamata dijo que "es la única salida para una industria que está totalmente deteriorada"

El secretario de Promoción Económica y Fiscal, Fabio Delamata, remarcó la importancia de las gestiones que desde el Gobierno provincial se llevarán a cabo la semana próxima para lograr reinstalar en la Cámara de Diputados, el debate en torno a la ley que propone beneficios impositivos para la industria fueguina. El funcionario consideró que la iniciativa "sería la única salida para la industria que está totalmente deteriorada, porque va a llegar un momento en que esto va a terminar en una situación no deseada".
En este sentido, destacó el pedido de reunión con los presidentes de los bloques de la oposición en la Cámara Baja elevado por la gobernadora Fabiana Ríos, recordando que "después de las elecciones, Tierra del Fuego ha tenido un revés importante con la suspensión del decreto 252/09".

"Este decreto disminuía un 30 por ciento los impuestos internos, siempre que los productos fueran originarios de la provincia, de modo que la diferencia es sumamente importante", indicó.

Delamata aseguró que en los próximos 60 días en los que se extenderá la suspensión del decreto 252, el Poder Ejecutivo Nacional debería tratar de impulsar el proyecto de Ley que busca la apertura a otros productos "porque hoy la actividad en Tierra del Fuego solamente depende de tres productos, y esto no debemos cansarnos de decirlo las autoridades".

"En Nación hubo un tiempo para discutir esto y era antes de las elecciones, cuando fuimos atacados por los sectores importadores, y lamentablemente no se pudo lograr que el proyecto se aprobara antes del 28 de junio, por lo que ahora no queda más remedio que comenzar a luchar nuevamente", agregó.

En ese sentido, el Secretario advirtió que "todos los sectores involucrados debemos entender que, independientemente de los resultados de las elecciones, seguimos siendo representantes de Tierra del Fuego y hay que tratar de unir como se unió en su momento a todos para ayudar a que el tema sea tratado".

Delamata entendió que "el mapa político ha quedado bastante diferente", y que "las dos fichas que jugó el Gobierno con la presentación del reestablecimiento de los decretos 478 y 490 que permitirían sustituir productos, así como la reapertura a la radicación de empresas para producir nuevos, pierden sentido si el proyecto de ley no se sanciona".

Comentá la nota