Delamata destacó acuerdo alcanzado entre fabricantes del norte del país y AFARTE

El secretario de Promoción Económica y Fiscal de la provincia, Fabio Delamata, destacó el acuerdo alcanzado entre las industrias electrónicas radicadas en el norte del país y las agrupadas en la Asociación de Fabricantes Argentinos de Terminales Electrónicas (AFARTE), entendiendo que esta decisión respalda fuertemente el proyecto de ley que propone beneficios impositivos a las industrias fueguinas y que espera ser aprobado en la Cámara de Diputados.
Para el funcionario "este acuerdo es importante, porque deja al descubierto que el único sector que se opone totalmente al proyecto son justamente los importadores", por lo cual "algunos productos electrónicos traídos desde el exterior se encarecerían con esta ley y esto impactará contra estos negocios que simplemente montan una oficina y un servicio de logística", sostuvo.

Delamata remarcó también que el acuerdo logrado entre industriales "demuestra que la iniciativa del Gobierno Nacional es muy efectiva, motivando a que los únicos fabricantes de partes electrónicas del continente se complementen con Tierra del Fuego".

Para el Secretario, de aprobarse la Ley en el Congreso "se atacará al nervio de la cuestión, es decir la intención de reemplazar los productos nacionales por los importados, y esto ha producido el rechazo terminante del sector".

Consultado acerca de los beneficios que traerá a los fabricantes del norte del país el entendimiento con AFARTE, Delamata explicó que "hoy las empresas que trabajan en Buenos Aires sólo pueden abastecer una mínima porción del mercado y sólo para cubrir aquello que no lo hace el importado", pero que con la ley sancionada "esas firmas que actualmente tienen un 10 o 20 por ciento de posibilidad de inserción en el mercado llegarían al 80 o 90", aseguró.

"Estamos convencidos que si el producto se hace en Tierra del Fuego es muy probable que sustituya a la importación, porque los que se van fabricar en la provincia no serán de marcas desconocidas, sino de las mejores del mercado", enfatizó.

Por otra parte, Delamata desmintió el argumento de los importadores respecto a que la sustitución de productos implicará un retraso tecnológico, señalando que "las marcas que se producen en Tierra del Fuego no son propias, sino marcas royalties de primera línea mundial en las que la tecnología se aplicará al igual que se aplica en países desarrollados".

Asimismo, negó que encarezca el valor de los productos, subrayando que "será el mercado el que fije la posición del precio, pero las computadoras portátiles no van a aumentar como advierten los importadores, porque el consumidor está en un momento de retracción de la economía, y si las empresas fueguinas realizan un producto que cargue un porcentaje sobre el actual precio, el producto se va a retraer aún más y no habrá beneficios para la industria, aunque tengamos el impuesto a nuestro favor".

Finalmente, el Secretario de Promoción Económica y Fiscal manifestó sus expectativas de que este miércoles se apruebe la ley en la Cámara Baja, reiterando que a partir del acuerdo entre industriales "se acabaron los argumentos de que Tierra del Fuego está quitando trabajos a otras provincias, y se demuestra claramente que lo que se está haciendo es encarar un proceso de sustitución de importaciones".

No obstante, consideró que "si la ley le quita trabajo a un empresario que trabaja con un representante que compra productos en China, los envía a nuestro país y lo despachan a plaza para la venta, bienvenido sea; porque se le quita trabajo a esa persona para generar dos o tres nuevos puestos, y estos nuevos puestos son los que van a producir en nuestro país lo que se trae en caja cerrada desde el exterior", finalizó.

Comentá la nota