El delagado Ramón Bogado ingresó a la planta de Kraft

El delagado Ramón Bogado ingresó a la planta de Kraft
En línea con la intimación efectuada por la cartera laboral, el Tribunal del Trabajo Nº 1 de San Isidro exigió que el titular de la comisión interna ingrese a ejercer sus funciones sindicales a la planta de Kraft. No permiten el ingreso del resto de los delegados
Un fallo judicial de un juzgado laboral le agregó un nuevo ingrediente al conflicto suscitado entre Kraft, los integrantes de la comisión interna, y un grupo de trabajadores que fueron despedidos tras una protesta violenta.

En una causa que había sido inciada para exigir el desafuero de Ramón Bogado, la Justicia falló a favor del sindicalista y le ordenó a la ex Terrabusi a que le permita el ingreso a la planta, algo que sucedió minutos antes de las 6.

En declaraciones a C5N, Bogado adelantó que intentaría ingresar a la planta y que lo hagan también el resto de los delegados, esto último no permitido por los custodios de la planta.

"Hacer lugar a la medida innovativa solicitada por Bogado y ordenar a la empresa que le permita la entrada inmediata al establecimiento para desarrollar sus tareas laborales habituales y sus funciones como delegado gremial, bajo apercibimiento de aplicarle una multa diaria en caso de incumplimiento de conformidad con el artículo 39 de la Constitución de la Provincia, ley 23.551, y el artículo 666 bis del Código Civil", indica la parte resolutiva del fallo judicial.

Sin embargo, este aval judicial sólo tendrá efectos hasta el próximo viernes, día en que se vence el mandato de Bogado frente a la comisión interna de delegados de la empresa. Así, la próxima semana el sindicalista deberá continuar con su reclamo desde las adyacencias de la empresa, ya que caducarán los efectos del fallo judicial.

Esta situación podría revertirse en caso de que los trabajadores de la empresa voten una prórroga de las funciones de Bogado, algo que parece muy difícil de lograr en sólo 48 horas y bajo las circunstancias actuales en que se encuentra la planta de Pacheco.

Más allá del vencimiento de su mandato gremial, Bogado continuará con protección sindical, ya que así lo establecen las leyes laborales argentinas, hecho que lo mantendrá en una situación de privilegio con respecto al resto de los empleados, en caso de que la empresa mantenga la intención de despedirlo.

Comentá la nota