Lo que dejó el juicio a Varizat

El juicio a Daniel Varizat por atropellar a una veintena de personas entró en un compás de espera hasta el próximo 29 de diciembre cuando el Tribunal -compuesto por su presidenta María de los Angeles Mercau, acompañada por la jueza Marta Dávila y Jorge Chávez- se constituyan para leer la sentencia.
Lo cierto es que estas audiencias dejaron un condimento que no se puede dejar escapar. Dos denuncias penales fueron presentadas por parte de uno de los representantes de la querella: Javier Pérez Gallart. Las mismas fueron en contra del perito de partes Enio Linares y contra Alberto Andrés Roncich, las dos por presunta comisión del delito de falso testimonio, artículo 275 del Código Procesal Argentino. El mencionado artículo expresa textualmente que “será reprimido con prisión de un mes a cuatro años, el testigo, perito o intérprete que afirmare una falsedad o negare o callare la verdad, en todo o en parte, en su deposición, informe, traducción o interpretación, hecha ante la autoridad competente”. “En todos los casos se impondrá al reo, además, inhabilitación absoluta por doble tiempo del de la condena”. Esto es falso testimonio.

Una de las denuncias penales a la que tuvo acceso TiempoSur expresa que “los actos denunciados fueron protagonizados por Alberto Andrés Roncich, que declaró como testigo bajo juramento de decir la verdad el día 17 de diciembre del corriente años por la mañana”. Así mismo se pide que el domicilio del denunciado sea solicitado a la Cámara Criminal de la Primera Circunscripción judicial, dado que Roncich señaló que vivía en la ciudad de Comodoro Rivadavia.

Con respecto a los hechos la denuncia expresa que “consistieron en las falsedades en las que recurrentemente cayó, como por ejemplo el afirmar que un manifestante lo había tomado de un brazo a Varizat, cuestión que no fue corroborada ni por el mismo Varizat e incluso hacer una alusión a una actuación del doctor Vivanco en suceso que habría acontecido dentro de la Cámara de Diputados de la Provincia de Santa Cruz durante el transcurso del año pasado, en el cual el ex fiscal se habría dirigido a este señor –por Roncich- de una manera incorrecta y grosera, cuestión falsa y que fue dicha en juicio”, expresa la denuncia.

Por otra parte Gallart presentó también una denuncia contra Linares, perito de partes.

El día que declarara Roncich ante el Tribunal el Tribunal el testimonio se desarrolló de una manera muy hostil entre él, la Fiscalía y los representantes de la querella. En un momento contestó enérgicamente y le dijo a Vivanco que, cuando todavía era fiscal, y en momentos en que se había desarrollado una situación fuera de la Cámara de Diputados el año pasado, el periodista le pidió de salir a Vivanco y este le habría contestado que se las arreglara como pudiese. Este punto generó que se presentara la denuncia penal.

Además cabe recordar que según publicara oportunamente TiempoSur, Roncich contó a los jueces que conoce a Varizat desde el año 1980 y que ese día estaba en el hotel Costa Río esperando que Varizat lo fuera a buscar para ir a cubrir un trabajo periodístico, en referencia al acto que se desarrollaba en el Boxing, donde estaban el entonces presidente Néstor Kirchner, su mujer y Daniel Peralta.

El testigo posteriormente comentó que cruzaron la avenida San Martín y que fue el primero en hacerlo atrás del ex funcionario. Más adelante relató que cuando estuvieron a punto de subir al vehículo ven gente que se acercaba. Es ahí “cuando comienzan a rodear la camioneta, se abrieron las puertas, golpeaban el vehículo, había insultos y gente que se abalanzaba sobre el capot”. “Mi puerta se abrió en dos oportunidades, también se abre la puerta del conductor, lo tironean a Varizat y es allí donde arranca la camioneta”, testificó Roncich. Más adelante el testigo contó que le pedía al ex funcionario que coloque los seguros de las puertas, pero Varizat “decía que los ponía pero saltaban”.

Linares fue uno de los especialistas que le realizó la pericia psicológica a Daniel Varizat en la escuela de Policía.

El doctor Linares (Médico Legista (UBA), Licenciado en psicología,(TJBA) Postgrado de Criminología (Universidad de Salamanca, España), considera que en el ex funcionario al momento del atropello existió una disminución del grado de luminosidad o lucidez de la conciencia vigil, que alcanzó también al conjunto poblacional externo con comportamientos agresivos en el lenguaje y en las maniobras

Existiría un estado de enturbamiento anormal de la mente que podría ser denominado brumoso, cuyo origen es un estado de intensa emoción. Asimismo remite al Art. 34 del Código Penal en la referencia de “no son punibles... en el momento del hecho- apartado cronológico- ... por alteraciones morbosas (orgánicas) de sus facultades — apartado biológico-o...trastornos de conciencia... no pudieron comprender- apartado psicológico- la criminalidad o dirigir sus acciones.

Es un estado intermedio entre la conciencia y la falta de conciencia. Las percepciones son oscuras y los procesos psíquicos y físicos son más lentos y dificultosos de controlar.

En cuando que cabe facilitar el tránsito de esta lectura para el no especializado, el estrés postraumático ocurrido al entrevistado Varizat ha sido una vivencia profundamente psicotraumática que oscureció la conciencia facilitando comportamientos, por ejemplo altamente agresivos, de los que

aguarda recuerdos fragmentarios, y que en este caso en particular es coincidente con un Trastorno Mental Transitorio.

Comentá la nota