¿Dejó de funcionar la estación de bombeo?

Foco: los vecinos se mostraron preocupados porque además de olores nauseabundos que se tornan a veces intolerables, los líquidos cloacales son un foco infeccioso de alta peligrosidad.
General Acha (A) - Reiterados llamados de vecinos alertaron el sábado a este diario que en la zona noreste de esta ciudad, donde desemboca el canal matriz subterráneo y nace el canal a cielo abierto que conduce las aguas de lluvias a la laguna Quetré Huitrú, emanan olores nauseabundos y que la estación de bombeo del EMSAGA que deriva los líquidos cloacales desde las cámaras de ese lugar hacia el sur primero y desde San Martín al este hasta las piletas, en este caso por declive natural del terreno, había salido de servicio, posiblemente por la rotura de un codo o un caño que por bajo tierra cumple la función de la derivación a partir de la estación de bombeo.

Recordemos que hace algo más de un mes se produjo la rotura de un codo de dicha instalación y que el mismo había sido remitido para su fabricación a Capital Federal, ya que el mismo se fabricaba especialmente por pedido y no se consigue en el mercado, situación que fue confirmada a esta página por la propia intendenta municipal, María Elena García, asegurando que en el corto plazo sería repuesto y solucionado el problema.

Ayer, domingo, pasadas las 17:30 horas, finalizada la competencia ciclística que se realizó en esa zona, el cronista de El Diario, acompañado de unos vecinos, verificó la existencia de los olores y unos metros al sur del canal a cielo abierto, entre la abundante maleza, constató que en una zanja de un 0,50 metro de ancho paralela a dicho canal, de oeste a este y naciendo en la desembocadura de un caño, que según los vecinos pertenece al de emergencia del EMSAGA, fluían líquidos cloacales en forma abundante, lo que por el canal auxiliar a cielo abierto desemboca unos 400 metros más adelante, en la laguna Quetré Huitrú, la que por la sequía existente y la falta de lluvias está casi totalmente seca.

Este imprevisto, afirman los vecinos, sumado a la falta de agua en la laguna, está creando, además de olores nauseabundos que se tornan a veces intolerables, un foco infeccioso de alta peligrosidad con el consiguiente daño a la salud, principalmente de quienes viven cerca de esa zona.

Comentá la nota