Dejaron más tela las riñas que las ideas

No hubo prácticamente ninguna propuesta que haya generado alto impacto. Todos se mostraron conformes con la experiencia.
El debate del pasado domingo entre los cuatro principales candidatos a senadores por Córdoba: Luis Juez (Frente Cívico), Ramón Mestre (UCR), Eduardo Mondino (Unión por Córdoba) y Eduardo Accastello (Frente para la Victoria), que organizaron este diario y Canal Doce fue intenso en sus segmentos transmitidos en directo, y más aún en los cortes entre bloque y bloque. Ayer, las repercusiones siguieron esa misma tónica: se habló poco y nada de las propuestas que exhibieron los candidatos y la atención se centró en los cruces mano a mano, que se potenciaron fuera de cámaras.

Como es usual, cada cual tuvo su propia y diferente valoración sobre lo ocurrido. Los juecistas consideraron que su líder salió bien parado, pese a haber sido el blanco predilecto de al menos dos (Mondino y Mestre) de los tres rivales.

"Sabíamos que nos iban a salir a atacar, pero Luis estuvo bien. Consolidamos los votos que teníamos y no creo que nos hayan descontado nada", evaluó uno de los estrategas del Frente Cívico, tras admitir que Juez, a contramano de su tendencia a ir al choque, esta vez optó por un planteo más conservador.

A esa actitud responde también la decisión de no hacer preguntas a sus rivales. "Era darles más minutos de aire para que nos ataquen", razonaron en el búnker juecista.

Para Mondino, en tanto, el ejercicio televisivo fue "muy bueno", aunque aclaró que le "hubiera gustado que hubiera un poco más de debate". Acusó a Juez de "intolerante" y dijo estar "cansado de su verborragia".

También lamentó que ninguno de sus tres rivales recogiera el guante de la invitación para comprometerse a cumplir los seis años de mandato como senadores. En tono similar, el gobernador Juan Schiaretti dijo que los demás candidatos "se hicieron los distraídos" respecto al desafío de Mondino.

El gobernador se mostró sorprendido "por los insultos de Juez a Mondino" en el intervalo. "Es una muestra de intolerancia tremenda", se quejó.

Optimista, Schiaretti dijo tener encuestas que ubican a Mondino "cabeza a cabeza" con Juez, a apenas tres puntos de éste.

Ramón Mestre también se proclamó satisfecho con su performance y no ahorró críticas para Juez, a quien recriminó haber hablado de la gestión municipal de su padre en base "a mentiras".

"Le dije (a Juez) que él no tenía códigos, que no podía pegarle a un muerto porque no se podía defender. No me pareció un acto caballeresco", remarcó. Además, la UCR difundió anoche una encuesta en la que Mestre le gana a Juez en Capital por casi siete puntos, mientras que el candidato del Frente Cívico saca al radical una ventaja de 10 puntos en el interior.

Eduardo Accastello dijo que le "preocuparon" los insultos fuera de cámara entre los otros candidatos. "Cuando hablamos de recuperar la institucionalidad, lo primero que tenemos que hacer es recuperar el diálogo", señaló.

Comentá la nota