No los dejaron entrar a ver "Oro Impuro" a los sanjuaninos

La consigna fue clara: escribir en una decena de cascos blancos de protección industrial una frase a favor de la Minería e irrumpir en el cine Gaumont, ubicado a dos cuadras del Congreso, donde anoche Fernando "Pino" Solanas, estrenó su último film, "Oro Impuro".
Así fue como una veintena de trabajadores, empresarios -estuvieron entre otros Alejandro Dona por CASEMI y Ricardo Martínez, Presidente de la Cámara Minera de San Juan- y estudiantes ligados al sector, llegaron inesperadamente al lanzamiento e intentaron ingresar a la sala, aunque, forcejeo mediante con organizadores del evento, no lo pudieron lograr.

A menos de dos metros observaban asombrados el mismo Pino, Claudio Lozano, también de proyecto Sur, entre los legisladores presentes, y personalidades invitadas especialmente como el periodista Diego Bonadeo, como los sanjuaninos al unísono repetían "queremos hablar", mientras mostraban sus cascos ya escritos con insignias como "Pino miente", "Minería=Trabajo", o "Escuchen la otra campana".

En minutos los enfrentamientos verbales se hicieron presentes entre ambos bandos, aunque no hubo incidentes mayores: "el oro se ha vuelto impuro a partir de estas manipulaciones", vociferó un cuyano. Mientras, que una norteña le respondió que la precarización laboral y el uso irracional del agua eran un hecho; por un lado, los que viajaron más de 1.000 Km a Capital Federal hicieron lo posible por hacerles entender a los presentes lo que implica económicamente la minería para la provincia, y hasta un punto el entendimiento llegó en torno a las fuentes de trabajo, pero fue en vano en cuanto a la contaminación y conservación de los recursos naturales.

"El saqueo, tema que Pino viene trabajando en distintos documentales, está presente en la Minería" sostuvieron los que esperaban ver el film, quienes fueron invitados por los locales para conocer los proyectos mineros vigentes y sus características. El cruce de ayer reflejó la polémica con que se impuso este tema en la opinión pública, para muchos, producto de una "pica" política que va más allá de la actividad.

"Esta es una pelea política entre Gioja y Solanas, un egoísmo que no tiene cada que ver la minería, y que está ensuciando la industria de los pueblos que sin ella no tendrían otra forma de salir adelante" repitieron muchos exponentes locales al público presente.

Al estreno del documental asistieron sólo las personas previamente invitadas.

Comentá la nota