Lo que dejaron cuatro años en el Concejo

En su mayoría coinciden en que muchos proyectos quedaron en el camino: o fueron cajoneados o se sancionaron pero sin llevarse a la práctica. Todos opinan que falta mucho por hacer.
Son los nueve concejales que dejarán sus bancas esta semana, cuando asuman los ediles electos en las pasadas elecciones de junio, y que le impondrán una nueva impronta y dinámica a las tareas del cuerpo.

En una breve síntesis, analizaron sus cuatro años como legisladores locales, con los temas sobresalientes, las cuestiones pendientes y el futuro político por iniciar.

Andrés Rosa, Ismael De Luca, Tomás Kiernan, Teresa Lawler, Gladys Hilgert y Gustavo Traverso se refirieron a este momento en que cumplen con el mandato dado por las urnas en el 2005.

A ellos se suman Gabriela Troilo, que continuará trabajando en el espacio de Tres Banderas junto a Henestrosa y Rosa, y los reelectos Petraglia, Ricardo (del MID) y Pablo (del oficialismo).

Trabajo fecundo

"Me tocó la suerte de presidir un bloque muy laborioso, con más de 260 proyectos presentados durante cuatro años. Algunos pudieron prosperar, otros quedaron pendientes y tal vez la próxima conformación del Concejo pueda tratar estas iniciativas", dijo Andrés Rosa, presidente del bloque Tres Banderas. En este marco, mencionó como ejemplo que "este año presenté dos relacionados con el Defensor del Pueblo, una herramienta fundamental para ciudades como la nuestra que deberíamos ya tener".

"También hemos trabajado sobre el presupuesto participativo, otras iniciativas que tuvieron mucha discusión, como por ejemplo el reordenamiento de taxis que no pudo completarse", recordó.

Rosa puntualizó que "nos queda el sabor amargo de terminar el mandato en diciembre sin contar con el servicio público de pasajeros. Espero que se pueda reflotar esta idea, porque tuve una reunión con el secretario de Gobierno que me pidió que continuara con las gestiones porque Junín tiene la suerte de contar con dos ciudadanos en la Dirección de Transporte de la Provincia y la Nación, que tienen poder de decisión y prestan su colaboración para que esto prospere".

También dijo que "me hubiera gustado despedirme con el colectivo funcionando, después de todo un año trabajando sobre esto".

En el haber, se lleva "un tema que me hace muy feliz es que aprobamos en comisión el convenio que firmó la Liga Deportiva del Oeste con la Escuela de Educación Técnica Nº 1".

Para el futuro, Andrés Rosa mencionó que "el compromiso que tenemos con Gabriela Troilo es seguir acompañando a Carlos Barbero en tareas que tengan que ver con lo legislativo, como así también seguir caminando los barrios para estar cerca de la gente y sus necesidades".

"Cada uno de nosotros puede aportar desde distintos lugares, para lograr una mejor calidad de vida en la ciudad. Seguramente habrá muchas reuniones, el jueves 10 despediremos este intenso año con la agrupación Tres Banderas y renovar esfuerzos para los años próximos, que no serán fáciles ni sencillos", analizó.

Asimismo, expresó que "dejar el Concejo también me dará tiempo para otras actividades privadas o cuestiones que uno va dejando porque ser legislador local insume muchísimo tiempo. A mí me ha tocado presidir dos comisiones con mucho trabajo, como Legislación y Obras y Servicios Públicos, que obligan a reuniones permanentes aunque la labor no siempre se ve".

Sin más política

El médico traumatólogo Ismael De Luca, que termina su mandato en el bloque Frente para la Victoria, sostuvo que "desde el punto de vista personal, tengo la satisfacción de haber participado en un proyecto, haber trabajado con los compañeros que tuvo y haber materializado un montón de proyectos y ordenanzas".

"Desde lo político me voy con un poco de desazón, porque algunas iniciativas que eran interesantes para la ciudad, muchas se han cajoneado o guardado o se aprueban pero no se llevan a la práctica", agregó, apuntando que "habría que integrar un poco más el Concejo con el Ejecutivo, tal como era mi esperanza, porque se podría haber trabajado de otra manera en conjunto".

En cuanto a su futuro, señaló que "hasta ahora no tengo proyectado nada, no tengo pensado en seguir en política por el momento, al menos en cargos políticos. Ya no tengo los años suficientes como para andar peleándole a la vida".

De Luca expresó que "el contacto con la gente es bueno, porque tratamos de tener una relación fluida y pedirles el grado de participación que corresponde. Creo que la gran falencia en la Argentina es esta falta de participación, porque se critica mucho y se interviene poco".

"Por eso, siempre instamos a los vecinos a llevarnos sus inquietudes, para después poder plasmarlas en proyectos de comunicación u ordenanzas", señaló.

También observó que "creo que todos los que nos vamos del Concejo lo hacemos sin enemigos ni rencor con nadie. Para mí el error central es la falta de comunicación entre el Ejecutivo y los concejales".

Asimismo, sobre su posición, De Luca observó que "yo no me fui de ningún bloque, sino que permanecí en el espacio en que asumí que fue el Frente para la Victoria. Esto no me generó problemas, sino por el contrario, seguimos manteniendo una amistad con todos los que integramos el bloque al principio (y luego formaron el Tres Banderas). Hay que aceptar y reconocer la opinión de cada uno, el consenso y el disenso".

Representación

gremial

Tomás Kiernan hizo también su balance, que resulta "positivo porque comencé a participar en la política partidaria en el 2001 y la función que me tocó cumplir se divide a nivel nacional y local. En esta última parte, nos queda siempre la sensación de haber hecho algo más por el ciudadano de Junín, pero a veces no hubo un trabajo relacionado entre el Ejecutivo y el Concejo".

Según recordó el representante de Polo Social, "vengo de la política sindical, por eso desemboqué en la partidaria. Muchos compañeros fuimos desilusionados con el menemismo, así que participamos en el Frente Polo Social, con un gran compañero de la Democracia Cristiana como Salvador Cannarozzo, con quien nos complementamos en la gestión comunitaria".

"En adelante seguiré en el gremio, pero la gente siempre demanda y la política se va transformando, así que estamos propensos a las inquietudes del ciudadano", agregó.

También dijo que "tuve muchos compañeros en estos ocho años y una relación excepcional con todos. No tuve problemas con nadie sino diferencias de ideas que tratábamos de consensuar en las comisiones y luego plasmábamos en las sesiones".

Kiernan observó que "yo creía que Junín iba a tener una transformación desde el 2003, con un Intendente nuevo, pero me decepcionó totalmente".

Como anécdota, contó que "en ese año, me acuerdo que el grupo de almaceneros encabezados por el señor Iacuzzo le pidió una reunión al Intendente que todavía no había asumido. Estábamos en el Salón Azul cuando los recibió y en ese momento la disputa era por los supermercados de origen chino, que no llegaban a tres o cuatro, y Meoni se comprometió a que no habría más. Hoy hay más de 15. Algo pasó en el medio. La política se transforma, pero las palabras se cumplen, y esas cosas quedan en la memoria y duelen".

"Mentir descaradamente no lleva a nada", agregó.

Asimismo, se acordó de la disputa con los empleados municipales que se dio el año pasado. "Se merecían el aumento y mucho más, pero nos querían forzar a darlo a través de un impuestazo, con lo cual los concejales quedamos en el medio, como un convidado de piedra. En el presupuesto debe estar programado este incremento. Ahora el empleado sigue cobrando miserias, porque hoy el mínimo es de $ 1500, pero hay una franja de alrededor del 40% de los empleados que está percibiendo entre $ 800 y $ 1000".

Números públicos

María Teresa Lawler fue la encargada de verificar números de control al Ejecutivo por parte del MID. "Pasaron demasiado rápido los cuatro años, y ahora termino realmente cansada, como pasa cuando uno se toma la tarea en serio y trabaja a conciencia".

"Este paso por el Concejo me dejó la posibilidad de valorar conductas, ver la posibilidad de comprender por qué alguien dice que la política es algo bueno y otros que es algo malo", reflexionó.

Según explicó, "yo entré por la parte técnica, para ir viendo lo que es contable, y me quedó pendiente que veníamos haciendo una revisión de las tasas. El año pasado se hizo con Comercio e Industria la revisión de Seguridad e Higiene, estábamos viendo Conservación de la Vía Pública y queda pendiente todavía Servicios Sanitarios, donde se necesita un trabajo importante porque son muchas las cosas que no están correctas".

En este marco, señaló que "Junín cambió mucho desde que se implementaron y entonces fueron recibiendo parches, así que tiene defectos. Pro ejemplo, hay que definir qué hacer con los medidores de agua, porque mucha gente pagó el derecho de conexión pero no tiene el medidor, o pasa de vecinos que unos tienen o no. Son situaciones injustas, porque no puede ser que haya gente castigada y otros no".

Asimismo, indicó que "en Obras Públicas hay que rever los derechos de construcción. En esto me quedaron las ganas de continuar".

Sobre su futuro personal, dijo que "no voy a continuar en política, porque no es lo mío. Tal vez siga colaborando con el MID, en el tema de análisis de presupuesto o dando una mano en cuanto a números".

"Hay que tener un carácter especial para estar en política. Yo no provengo de una familia política, soy la primera que intenta esto", remarcó.

Además, la representante del MID aseguró que "hay muchas cosas ingratas. En estos días escuché mensajes de la gente respecto a la avenida República y hablan de todos los concejales, cuando se trató del proyecto de uno solo y los demás nos vimos metidos en este baile".

"El tema de la nocturnidad fue muy violento o el caso del intento de aumento de las tasas para incrementar salarios municipales", señaló.

También apuntó que "lo que me ha desilusionado un poco es que la tarea del concejal es muy acotada, porque a veces las ideas quedan en la nada porque no tenemos posibilidades ejecutivas".

Desde el Ejecutivo

Gladys Hilgert dice que seguirá su trabajo político desde algún lugar del Departamento Ejecutivo. "No ha sido suficiente la tarea en estos años, porque quedan muchas cosas por hacer y mi trabajo ha sido bastante acompañador de todo un proceso en el que me siento identificada, pero no pude concretar todo lo que tenía previsto porque no alcanza con la voluntad".

"Voy a seguir en la parte ejecutiva, porque el señor Intendente en algún momento me hizo un comentario y estoy esperando tranquila la propuesta formal, porque si bien tengo suficiente trabajo en mi empresa, el contacto con la sociedad es muy enriquecedor y me deja muchas cosas positivas", adelantó.

Al respecto, señaló que "a mí me gusta el trabajo inclinado a la parte social, en contacto con la gente y resolver en el día a día los problemas que tengan los vecinos".

En cuanto a su paso por el Concejo, Hilgert remarcó que "lo que me quedó en el haber fue concretar el barrio para policías, porque parece increíble que la burocracia llegue a ser tan dolosa. Apenas asumí tomé el compromiso de hacer realidad este proyecto, nadie me dijo nunca que no, pero los tiempos de la política y la democracia no son los mismos que las necesidades de la gente en cuanto a una vivienda propia".

"Los cajones del Instituto dela Vivienda se comen los tiempos y ahora hay que trabajar a paso de tortuga para que empiece un nuevo año. Las personas ya están adjudicadas y los barrios se harán, pero es una lástima para la gente que necesita su casa", se lamentó.

Desde la Nación

Por su parte, Gustavo Traverso (FpV) recordó que "a los argentinos nos marcó el conflicto del 2008 con el campo, que se transformó en una pelea absurda. Nos costó asumir la discusión que se planteaba y yo lo sufrí en carne propia por haber tomado una posición sin esconderlo".

"Estoy comprometido con este proyecto nacional. No soy de los que están en política por ocupar un lugar porque sí, sino que estoy consustanciado con el plan de la Presidente", dijo.

A la vez, remarcó que "la concejalía fue una etapa, que me sirvió para aprender, instalarme, formarme, pero también creo que está superado. Ahora voy a participar del Ejecutivo Nacional, para tratar de enfrentar algunos problemas como la pobreza o indigencia".

En este marco, se confirmó en las últimas horas que será el nuevo coordinador de los Centros de Articulación del Ministerio de Desarrollo Social de la Nación en la provincia de Buenos Aires.

Para Traverso, "en estos cuatro años, hubo muchas cosas que no se plasmaron, porque es la impotencia de ser concejal. Le da la posibilidad de debatir y expresarse, pero no se pueden resolver temas porque no se ejecutan partidas ni dinero".

Comentá la nota