Dejaron caer seis contratos en Cultura.

La Secretaría de Cultura dejó sin trabajo a seis contratados que se desempeñaban en esa área desde la gestión anterior y acusan que lo hicieron por "pertenecer a otro gobierno".
Los afectados por la decisión de Ricardo Scollo, secretario de Cultura, se enteraron de que no trabajarían más el mismo día en que vencían los contratos. La justificación oficial de la medida es que "hubo una reestructuración" del área.

Los primeros en denunciar la caída de los contratos fueron los gremialistas de ATE, quienes acusaron al Ejecutivo por dejar sin trabajo a ese grupo de personas a pesar de que estaban incluidos en la negociación para que pasaran a planta permanente.

Los contratos en cuestión se renuevan cada seis meses, paso que hasta ahora se hacía casi automáticamente. En la mayoría de los casos, trabajaban desde 2005, cuando gobernaba la provincia Julio Cobos.

Pero este mes los seis involucrados se enteraron de repente que dejarían de tener trabajo."No nos avisaron nada y no me dieron razones de por qué no me renovaban el contrato", aseguró Daniel Peralta, uno de los afectados.

Los contratados dijeron que no podían dar fe de que la razón era política, pero que en varias oportunidades hubo comentarios que los tildaban de "cobistas".

El mal resultado electoral logrado por el oficialismo el domingo pasado, a manos del cobismo, llenó de suspicacias la decisión de no renovar el contrato a estas personas.Algunos de los afectados analizan iniciar acciones legales y uno de los casos involucra a una mujer que atraviesa un problema de salud.

En el Gobierno desmintieron la versión "política" del caso. Aseguraron que los despidos se deben a una reestructuración de la Secretaría, organizada por Scollo.

Entre otras cosas, se informó que con el dinero de los seis contratos caídos se aumentará el sueldo a otros 18 contratados.Además, dijeron, se abrirán otros cargos, uno de ellos destinados a un "coordinador para las actividades del bicentenario".

Comentá la nota