Dejarán firme el límite a la reelección de los intendentes

Dejarán firme el límite a la reelección de los intendentes
El Gobierno y el cobismo acordaron promulgar la enmienda y cambiar otro artículo para flexibilizar una reforma constitucional más amplia.
Hubo acuerdo entre dos partidos políticos en Mendoza y es noticia. ElGobierno y el Frente Cívico Federal, principal sector de la oposición, acordaron promover la reforma del artículo 221 de la Constitución para flexibilizar los requisitos establecidos para los cambios en la Carta Magna.

Al mismo tiempo será promulgada la reforma del artículo 198 que limita las reelecciones de los intendentes y que fue aprobada por el 60% de los votantes el 28 de junio pasado.

El acuerdo se venía trabajando desde hace varios meses y fue sellado ayer por el ministro de Gobierno, Mario Adaro; el presidente de Consenso Federal, Juan Carlos Jaliff y Carlos Le Donne, interventor de la UCR. En la reunión, se diagramó el proyecto de ley para cambiar el artículo 221, que sería presentado el martes que viene como un acuerdo entre todas las fuerzas políticas.

Pero antes falta un paso.Para que la presentación sea unánime falta el apoyo del Partido Demócrata que, en principio, pondría algunos reparos.Con el acuerdo entre el PJ y el Frente Cívico los votos en ambas cámaras alcanzan, pero la intención es que haya acuerdo total.

Una vez aprobada la ley para cambiar el artículo 221, el Ejecutivo promulgará la reforma del artículo 198 que limita la reelección de los intendentes.De esa manera dejará de lado la presentación ante la Suprema Corte que tiene preparada para que sea avalada la reforma.Lo que aún queda por cerrar es la vigencia de la reforma, es decir si las restricciones corren para los intendentes que hoy están en funciones o no.

En el Gobierno interpretan que recién entrará en vigencia con los intendentes elegidos en 2011 y se tomaría, entonces, ése como primer mandato, permitiéndoles ser reelectos una vez. De esa manera muchos de los jefes comunales que hoy llevan varios años, aún podrían seguir al menos por dos mandatos más (hasta dentro de diez años).

Elección propia y doble urna

Jaliff, Adaro y Le Donne armaron el proyecto para cambiar el artículo 221 de la Constitución en base a otros dos proyectos que había.

En la redacción se incluyeron además dos particularidades.El primer cambio es que se clarificará el requisito cuantitativo necesario para reformar la Constitución.Así se propone que sea necesario que "la mitad más uno de los votantes" estén de acuerdo y no de "los empadronados".

Pero además se permitiría que la votación por el Sí o el No de una reforma quede separada de las elecciones generales. Hoy la Constitución dice que las reformas deben ser sometidas a consideración pública en "la siguiente elección de diputados". Ahora quedarían separadas, es decir, en fechas diferentes.

Otra particularidad del proyecto es que incluye una cláusula transitoria propuesta por el cobismo para que cuando esa enmienda se someta a votación, en 2011, se use el sistema de doble urna, es decir una para los cargos políticos y otra para la reforma.

La idea es garantizar la mayor participación posible para evitar futuros conflictos legales que traben cualquier intento de reforma. "Es una idea que nosotros aplicamos y funcionó.También propusimos al Gobernador promulgar la reforma del 198 y ahora hubo acuerdo", explicó el ex vicegobernador.

Con el acuerdo, ahora el Gobierno anulará la presentación ante la Suprema Corte de Justicia de un recurso de "acción declarativa de certeza"que tenía preparado para que el máximo tribunal defina si se podía promulgar o no la modificación del artículo 198. Es que como en las elecciones la enmienda no obtuvo "la mitad más uno de los empadronados", había dudas sobre la validez, pues hasta ahora se había interpretado que era necesario ese requisito.

Ahora se pondrá en marcha la limitación a la reelección de los intendentes en base al acuerdo político. "Vamos a esperar la aprobación de la ley para promulgar el 198 para que tenga más respaldo", aseguró Adaro.

El horizonte de todo es conseguir una reforma integral de la Constitución, algo que se niega desde el retorno de la democracia. Justamente el gran obstáculo para lograrlo siempre fue el número de votantes necesarios según la antigua interpretación de la propia Constitución que hizo la Suprema Corte.

Comentá la nota