"Dejamos las puertas abiertas para charlar todos los temas"

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, reafirmó hoy que el gobierno no se cerró "en ningún momento" a encontrar "una salida que pueda ser alternativa a los niveles de retenciones" y cuestionó al titular de la Sociedad Rural, Hugo Biolcati, por esperar "resultados inmediatos".
"Fue una reunión muy piola, muy inteligente, (en la que) no ha habido un solo minuto de disgresión", aseveró el jefe de ministros respecto del encuentro que mantuvo el viernes con los representantes de las cuatro entidades agropecuarias, en el marco del diálogo político convocado por el gobierno.

En este sentido, aseguró que no los había visto "irse de acá de mala forma" y cuestionó que después se hayan quejado de la conferencia de prensa dada en la Casa Rosada, donde -indicó- "no hemos hecho otra cosa que decir lo que hablamos".

Por ese motivo, criticó que Biolcati hoy haya asegurado que se habían ido "decepcionados" de la reunión y "un poco sin respuesta": "Es muy difícil hacer este tipo de evaluaciones cuando lo que se esperan son resultados inmediatos y los resultados de esas características seguramente no estarán", consideró el jefe de ministros.

En este marco, aseveró que Biolcati "puede calificar al encuentro de la forma que se le antoje" pero reafirmó que, para él, se trató de "una charla muy muy buena" en la que "no ha habido ni un gesto altisonante ni de discusión ni nada por el estilo sino más bien todo lo contrario".

"Nosotros no nos cerramos en ningún momento a encontrar una salida que pueda ser alternativa a los niveles de retenciones", sostuvo Aníbal Fernández, quien de todos modos aclaró que "tiene que ser una alternativa que resuelva tres temas fundamentales", entre los que mencionó garantizar el "superávit fiscal primario".

"Yo siento que hemos cumplido con la primera parte que nos propusimos y abrimos una puerta a trabajar fuertemente todo lo otro y a escuchar cuáles son las alternativas que tienen para ofrecer", señaló el jefe de Gabinete, quien entendió que "sería una torpeza" de parte del gobierno "no tener vocación de encontrar una salida".

De hecho, en la entrevista, Fernández recordó que en el encuentro del viernes les había expresado a los representantes de la Mesa de Enlace que el gobierno tenía "toda la intención de que todos los temas que ellos tuvieran necesidad de analizarlo nos los fueran presentando para poder analizarlos".

"Lo peor que le puede pasar a uno si cree que las cosas que está haciendo están bien, es cerrarse y dar por sentado que están bien y no escuchar absolutamente a nadie. No somos dueños de la verdad ni somos ningunos iluminados del escritorio", planteó Fernández.

En este sentido, sostuvo que el Ejecutivo quiere saber "exactamente qué es lo que están planteando y a lo mejor tienen una idea que es superadora de nuestro propio análisis económico y que la podemos tomar en cuenta".

"No nos interesa el copyright en este caso de quién es el que tiene la mejor propuesta para llevar a la práctica", sentenció el jefe de ministros, quien dijo pretender que "esto sea un ida y vuelta" en el que se vayan revisando "cada una de las cosas para encontrarle una salida alternativa a cada uno de los temas específicos".

Por otro lado, Fernández consideró que la posibilidad de que el tema de las retenciones sea debatido en el Congreso no es un tema por el que "tenga que estar preocupado" y sostuvo que tampoco es un tema "que se vaya de madre".

"El Congreso tiene tres atribuciones que nadie le ha quitado y, en la reunión del otro día, cada vez que expresaron que iban a llegar al Congreso para llevar una propuesta de esas características no han escuchado de nosotros ningún pedido o requerimiento para que no lleven a la práctica esas cosas", sostuvo Fernández.

"Seguramente nosotros deberemos regular nuestras propias fuerzas y trabajar con fuerza y circunstanciales aliados que piensen las políticas de la misma manera que las pensamos nosotros. No es un tema que se vaya de madre", aseveró el jefe de ministros en la entrevista concedida esta mañana.

Comentá la nota