"Dejadez" y "falta de control" se adueñan de la costa central

En la franja de la costa central que va de Sarmiento a España hay "dejadez y falta de control". El análisis corrió por cuenta del concejal socialista Edgardo Falcón, quien considera que "hay que revalorizar la zona porque son espacios que usan tanto los rosarinos como los turistas".
A raíz de esto, presentó un proyecto en el que solicita al Ejecutivo el arreglo del mobiliario urbano, la reparación de sectores del parque España, el control de los concesionarios y la reposición de luminarias en áreas que "están a oscuras".

La iniciativa debe tratarse en las comisiones de Gobierno y Planeamiento. A la hora de explicar la delimitación de la zona, el propio edil explicó que ese sector "quedó a la deriva y sin mantenimiento", y recordó que "en cambio, en la franja que va de España hacia el norte, la reestructuración será realizada por el nuevo concesionario del bar-restaurante que estará a la altura de Dorrego, como se planteó en la licitación".

Mejoras. El parque España es uno de los principales puntos que el concejal señaló como olvidados. Así, solicitó que el Ejecutivo gestione el arreglo de "las escalinatas, que están en malas condiciones, y de los pisos de la explanada", además de la reforestación del sector que "sufrió pérdidas con las últimas tormentas".

También apuntó a la restauración del quiosco ubicado sobre la explanada, que "desde hace dos años, cuando una tormenta le voló los techos, no fue arreglado", y al mobiliario que está cerca del galpón habilitado para la práctica de skate y bike. "Están rotos porque los chicos a veces los utilizan para la práctica de estos deportes", dijo.

En ese mismo sector, antes de llegar al bar Flora, el edil aseguró que "hay un balcón al río que está abandonado y que de noche queda a oscuras porque las luminarias se rompieron y nunca fueron repuestas".

Fiscalización. La necesidad de "mayores controles", ya sea por parte de la direcciones de Inspección y de Control Urbano de la Municipalidad como de la Guardia Urbana Municipal (GUM), es otro de los pedidos.

El concejal también apuntó a los bares y a los vendedores ambulantes que hacen uso del espacio público. "Los vendedores pueden estar ahí, pero los inspectores deben controlar que no ocupen espacios de circulación", señaló Falcón.

Con respecto a los concesionarios, consideró que "están habilitados para tener mesas ubicadas afuera de los bares, pero también en este caso debe controlarse que tengan la cantidad permitida".

Insistiendo en los controles, afirmó que "el único baño público que hay en el sector es el que está ubicado entre el gimnasio Planet y el bar Flora, y está siempre cerrado".

En ese caso, señaló también la responsabilidad del concesionario del bar-restaurante y de la falta de inspección municipal.

Comentá la nota