Deja Vu: vuelven las asambleas en hospitales

Los trabajadores están "indiazos" con el cronograma de pagos estirado que anunció la Provincia. Hoy habrá asambleas, cortes y turneros cerrados.

El año parece que no se acaba. El calendario dice que estamos en 2010, pero el conflicto con los estatales se volvió a reavivar en una época tradicionalmente tranquila, y parece revivir las complicaciones atravesadas durante el eterno 2009.

La bronca saltó en la jornada de ayer cuando se difundió el cronograma de pagos a empleados estatales, que se extenderá hasta el martes 12, es decir, bastante excedido de la fecha límite que marca la ley, que es el cuarto día hábil de cada mes (que sería hoy).

Es por esa razón que el malestar volvió a hacerse presente, provocando asambleas en los hospitales San Roque y de Niños, y comunicados por parte de las diversas organizaciones que nuclean a los empleados públicos. "Hay mucha bronca de la gente porque la plata estaba para cobrar el viernes por la tarde, pero se derivó a otras cosas, como prestar plata para que cobren los municipales". La frase pertenece a Carlos Argüello, delegado del Hospital de Niños y nucleado en Atsa.

"Se ha propuesto una asamblea con quite de colaboración hasta que se cobre", señala el delegado, advirtiendo que para hoy también se planifica interrumpir el tránsito sobre la Bajada Pucará. Lo cierto es que hoy no se darán turnos y la atención estará muy resentida. Como lo hicieron saber, el malondón se agrava teniendo en cuenta el adelanto que otorgó la Provincia a la gestión de Giaco para poder hacer frente a los sueldos.

Retención de tareas. Casi al mismo tiempo, desde el Sindicato de Empleados Públicos hicieron saber su malestar, con un comunicado firmado por su titular José Pihen. "Rechazamos la actitud insensible del Gobierno provincial de diferir el pago de los salarios", señaló por escrito el líder sindical, criticando a las autoridades provinciales que "por un lado se ufanan con préstamos a otras instituciones como si fueran solventes, y por otro condenan a los que menos tienen a soportar con su salario esas actitudes".

Es por esa razón que desde el SEP resolvieron la "retención de tareas en todas las reparticiones en las que se haya excedido el plazo legal de pago de salarios, hasta tanto se efectivice el mismo".

También los empleados de la Legislatura hicieron saber su bronca por el diferimiento de los pagos. "Acaban de arreglar con el gobierno nacional, el déficit de la Caja y la deuda por la PAF, lo que demuestra que existe dinero suficiente para pagar en tiempo y forma, que a más tardar debe ser el quinto día hábil del mes", disparó Marcos González, miembro de la Comisión Negociadora.

Hacen el esfuercito pero no alcanza

Tratando de parar la bronca y la ola de reclamos de parte de las diferentes reparticiones y nucleamientos gremiales, desde el gobierno de la Provincia emitieron un comunicado señalando que se adelantaba un día el pago a los estatales.

El comunicado, distribuido por la Secretaría General de la Gobernación, anunciaba que "atendiendo una petición del secretario general del Sindicato de Empleados Públicos, José Pihen, los agentes estatales que debían cobrar el próximo martes 12 de enero lo harán el día lunes 11, excepto la planta política". Y agrega que "la medida se adopta a raíz de los vencimientos en el pago de los impuestos y servicios que los empleados deben afrontar a comienzo de la semana próxima".

Según el cronograma original, ayer comenzaron a cobrar policías y penitenciarios. Para hoy y mañana está previsto que reciban sus haberes los empleados el Ministerio de Educación, y recién para el lunes quedarían los docentes. Los que tuvieron la "desgracia" de ser dejados para el martes fueron los empleados del resto de la administración, incluyendo ministerios, secretarías, agencias, Apross, Justicia, planta política y Legislatura, entre otros.

Precisamente, este último grupo es el que podría recibir sus haberes el lunes, salvo que las protestas que desde ayer se vienen llevando a cabo y se extenderán hoy, lleguen a provocar un nuevo adelanto.

Comentá la nota