Definirían la caída de las restricciones por la emergencia

Las restricciones impuestas para diversos ámbitos de la ciudad con el fin de prevenir posibles casos de Gripe A quedarían fuera de circulación a partir de hoy, si es que así lo dispone el Comité de Crisis en Salud que se reunirá, a partir de las 11, en la sede de Región Sanitaria III.
De antemano, ninguna de las autoridades consultadas sobre la decisión que se tomará este mediodía se anima a expresar de viva voz cuál será esa determinación o, por lo menos, a emitir su punto de vista personal respecto del dictamen que debería arrojar el encuentro de hoy.

De todas maneras, existen algunos indicadores que invitan a pensar en la eliminación de las limitaciones establecidas para la actividad en lugares privados.

Uno de ellos funciona como antecedente y es el largo debate que el viernes pasado demandó ponerse de acuerdo en la prórroga o supresión de la emergencia sanitaria.

Si en ese momento ya se dudaba por qué senda tomar, la notable disminución de consultas que los médicos dicen observar de casos aparentes de virus H1N1 sería un dato que inclinaría la balanza hacia la normalización de la vida social.

Por otro lado están las pautas de protección que han sido transgredidas y que, según el municipio, son de difícil control. El ejemplo más nítido es lo que ocurre los fines de semana en quintas y viviendas privadas de la ciudad, que son tomadas como puntos de concentración por los jóvenes ante la prohibición de apertura para los boliches bailables.

Esta situación ya causó el reclamo de los empresarios de la noche, que se sienten perjudicados por una disposición que es violada en otros lugares.

En paralelo, con la liberación de la labor teatral en todo el país, es un hecho que este fin de semana se llevarán adelante los dos recitales de Cacho Castaña en el cine San Carlos. Ello implicaría una aglomeración de público, situación que en la ciudad se quiso evitar en las últimas dos semanas y que con esta habilitación para las salas teatrales se vería flexibilizada, al menos en forma parcial.

El secretario de Gobierno de la Municipalidad, Mauro Gorer, fue reacio a formular una opinión personal acerca de lo que deberá resolver hoy el Comité de Crisis.

"Hasta que no escuche a los médicos no puedo aventurar nada", expresó.

Sin embargo, dijo que "obviamente, uno siempre quiere que la emergencia pase lo más rápido posible y que toda la gente pueda trabajar".

La misma postura adoptó el director de Región Sanitaria III, Juan Quadrelli, cuando se lo consultó sobre conveniencia o no de extender la emergencia. "Para eso está el Comité. Mañana (por hoy) cada uno expone su postura y se decide por consenso", respondió.

De todos modos remarcó que en comparación con la última reunión del comité, estamos un poco mejor, no hay tantos casos ni internaciones graves. "Así y todo, el comportamiento del virus es incierto, por lo que debemos estar expectantes", advirtió.

Comentá la nota