ATE definió un plan de lucha

Planteos: el congreso gremial provincial reclamó una urgente recomposición salarial, la sanción de una Ley de Paritarias y la vuelta a la norma legal 1.170 de jubilación (mujeres a los 55 años y hombres a los 60). Habría un paro de 24 horas el próximo 8 de mayo.
La Asociación de Trabajadores del Estado decidió en el congreso provincial de ayer concretar un plan de lucha que implica la realización de medidas de fuerza en varias jornadas del mes de mayo. Se trata de una nueva advertencia al Gobierno Provincial, que por ahora sigue haciendo oídos sordos a los reclamos.

La dirigencia sindical bajó línea para que esta definición sea aprobada en las asambleas. La idea es que el 5 de mayo tenga lugar el primer paro, de dos horas, para después encadenar las medidas de fuerza planteando los reclamos que vienen de hace tiempo.

El paro del último miércoles tuvo alto impacto y la movilización que lograron los sindicatos que agrupan a empleados de la administración pública también fue interpretada como un llamado de atención para el oficialismo, que insiste en su negativa a aumentar los sueldos de manera sensible.

De todos modos no es ese el único reclamo estatal.

Ayer, el Congreso Provincial Ordinario y Extraordinario de ATE determinó la realización de un plan de lucha en reclamo de una urgente recomposición salarial, la sanción de una Ley de Paritarias y la vuelta a la norma legal 1.170 de jubilación (mujeres a los 55 años y hombres a los 60).

El gremio explicó en un comunicado de prensa que "en principio, si la propuesta es avalada por las asambleas de base", las medidas de fuerza comenzarían el 5 de mayo con un paro de dos horas, seguirían el 6 por cuatro horas y el 7 por seis horas, para llegar al 8 de mayo a la realización de un paro de 24 horas, con movilización a Casa de Gobierno.

En las seccionales del interior la movilización se hará al lugar más representativo de cada lugar, según se estableció en el encuentro de ayer.

Además, en el congreso se definió la realización de un acto para el 1º de mayo en conmemoración del Día Internacional de los Trabajadores y se aprobó la memoria y balance de ATE La Pampa.

Todas las decisiones fueron avaladas por la unanimidad de los delegados presentes, en representación de todas las seccionales de la provincia.

Comentá la nota