Así definió el ministro de Obras Públicas a los empresarios de la privatizada EDECAT Acuña: "Estamos en manos de bandidos"

El Gobierno estima que para marzo estará regularizada la prestación de los servicios de agua y energía. Y es probable que los servicios queden bajo la administración estatal de manera definitiva.
El ministro de Obras Públicas, Juan Acuña, reunido anoche con diputados de los diferentes bloques en la Legislatura, explicó la evolución de los servicios públicos a partir de la intervención estatal en la administración del agua y la energía eléctrica. Y anticipó que para marzo estará regularizada la prestación de los servicios de agua y luz a partir de las inversiones en infraestructura que está llevando a cabo el Gobierno provincial.

Pero el ministro hizo una salvedad entre las privatizadas Aguas del Valle y EDECAT S.A. relatando variantes sobre la problemática del servicio. En el caso de Aguas del Valle, consideró que los empresarios españoles se vieron perjudicados por la crisis financiera que afectó al país a menos de un año de hacerse cargo del servicio, lo que frenó o imposibilitó algunas de las inversiones comprometidas.

Diferente fue el análisis que realizó de EDECAT. Recordó que la energética se hizo cargo del servicio en 1996, cuando las finanzas del país favorecían las inversiones a corto y largo plazo. Y relató que las deudas o los bienes adquiridos por EDECAT pasan de una empresa a otra sucesivamente y se desconoce el destino de éstas. Al respecto, Acuña fue categórico: "Estamos en manos de bandidos".

A su vez, indicó que desde el Gobierno están analizando diversas alternativas para que el Estado retome definitivamente el servicio energético, aunque no descartó un eventual llamado a licitación pública. Entre las consideraciones figuran la recesión del contrato por los constantes incumplimientos -figura legal que se analiza en detalle- y la expropiación del 90% de las acciones. En Diputados existe un proyecto para expropiación del 51% de las acciones.

"Si fuera por mí, ninguna empresa privada estaría al frente de un servicio público. No se puede lucrar con los servicios de la gente. Siempre pensé así y lo sostengo. El Estado debe garantizar estas prestaciones", subrayó Acuña.

Por otra parte, informó que se ejecutó el 80% de la obra pública presupuestada.

Comentá la nota